Funcionarios y pensionistas ganan poder adquisitivo por el desplome de los precios

El año 2020 cerrará con una tasa de inflación media del -0,3 % después de que en diciembre el IPC moderara su caída al -0,5 % por el encarecimiento de la electricidad y los carburantes


madrid / colpisa

La vida es ahora algo más barata que un año atrás a consecuencia de la pandemia. La irrupción del virus a mediados de marzo provocó un desplome de los precios, que se mantienen cuesta abajo desde entonces. El año 2020 cerrará con una tasa de inflación media del -0,3 % después de que en diciembre el IPC moderara su caída al -0,5 % por el encarecimiento de la electricidad y los carburantes, según el dato adelantado publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De confirmarse, el IPC acumularía nueve meses consecutivos de descensos y terminará el ejercicio muy lejos de los incrementos registrados al término del 2019 (0,8%), 2018 (1,2 %), 2017 (1,1 %) y 2016 (1,6 %). La última vez que cerró un año en negativo fue en el 2014 (-1 %), mientras que el 2015 lo terminó sin cambios.

Esta caída ha provocado que pensionistas y funcionarios hayan ganado poder adquisitivo pese a la grave crisis que sufre el país. Es decir, las rentas de más de 13 millones de personas han mejorado a lo largo de este año por la subida salarial que han tenido y el desplome de los precios. Quienes más beneficiados han salido son los más de 3,3 millones de empleados públicos (según los últimos datos de la EPA). Al margen del efecto de un IPC negativo, este colectivo ha aumentado su poder de compra en al menos 2,3 puntos. Esto es consecuencia de que este año les aumentaron las nóminas un 2 %, a lo que se puede sumar otro 0,3 % si se confirma lo anunciado desde el Ministerio de Función Pública. En los últimos tres años los funcionarios han visto crecer sus nóminas un 6,5 % y han ganado poder adquisitivo, aunque no ha servido para compensar la pérdida de más del 10 % que soportaron en la anterior crisis económica, cuando sufrieron recortes y congelación.

Tres años de subidas

Pero también los cerca de nueve millones de pensionistas llevan tres años con subidas después de haber estado abocados a una revalorización mínima del 0,25 %. En el 2020 habrán ganado 1,2 puntos de poder de compra gracias a la caída de los precios y al incremento del 0,9 % que registrado sus pensiones.

A su vez, los trabajadores regidos por un convenio colectivo también han ganado poder adquisitivo este año si se tiene en cuenta que los salarios han subido de media más de un 1,8%. Sin embargo, cabe resaltar que no ha sido así para los casi 7,5 millones de asalariados a los que dan amparo. Y es que casi cuatro millones de trabajadores han estado acogidos a un ERTE en algún momento de la pandemia, con lo que sus rentas han caído, mientras que otro millón de personas fueron despedidas como consecuencia de la crisis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Funcionarios y pensionistas ganan poder adquisitivo por el desplome de los precios