Unicaja y Liberbank acuerdan su fusión

El presidente del consejo de administración de Unicaja, Manuel Azuaga, mantendrá la presidencia de la nueva entidad; mientras que Manuel Menéndez desempeñará la función de consejero delegado del banco


Madrid / Colpisa

Los consejos de administración de Unicaja y Liberbank, reunidos de forma extraordinaria esta tarde, han aprobado su fusión. Crearán el quinto mayor banco por activos en España: alcanzarán los 108.000 millones de euros con los más de 62.000 millones que aporta Unicaja y los casi 47.000 que incorpora Liberbank. Superan de esta manera, a Bankinter, que queda relegado a un sexto puesto, con sus 96.800 millones de euros.

De acuerdo con el hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores a las siete de la tarde, el tipo de canje propuesto es de una acción de nueva emisión de Unicaja con un valor nominal de un euro por cada 2,7705 acciones de Liberbank de dos céntimos de euro de valor nominal cada uno. En el documento, Unicaja figura como «sociedad absorbente» y Liberbank, como «entidad absorbida» 

Está previsto que el proyecto común de fusión sea sometido a la aprobación de las juntas generales de accionistas de Unicaja Banco y Liberbank, que se celebrarán, según informan las entidades, previsiblemente durante el primer trimestre de 2021. Una vez aprobada la operación en estos órganos y obtenidas las autorizaciones administrativas preceptivas, Unicaja adquirirá por sucesión universal la totalidad de los derechos y obligaciones de Liberbank.

De acuerdo con el calendario comunicado a la CNMV, está previsto que la fusión se complete a finales del segundo trimestre o principios del tercer trimestre del año que viene.

El acuerdo de fusión también recoge el pacto finalmente alcanzado respecto a una de las cuestiones que más asperezas generaron durante las negociaciones: el actual presidente del consejo de administración de Unicaja, Manuel Azuaga, mantendrá la presidencia de la nueva entidad. Mientras tanto, Manuel Menéndez, actual consejero delegado de Liberbank, pasará a desempeñar esta misma función en el consejo de administración del banco resultante de la fusión. En todo caso, afirma el documento, en un plazo máximo de dos años desde la plena eficacia de la fusión con su inscripción, el consejo de administración modificará el modelo de gobernanza de Unicaja -ese será el nombre de la nueva entidad- de modo que la presidencia del consejo pase a ser no ejecutiva y se adapten las funciones del consejero delegado. Asismimo, «revaluará» al consejero delegado. Ello significa que se retrasa a 2023 la decisión sobre quién ocupará el primer puesto ejecutivo de la nueva entidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Unicaja y Liberbank acuerdan su fusión