El Gobierno penaliza a Galicia, séptima en el reparto de ayudas europeas

Cada gallego recibirá en inversiones 163,3 euros por los 292,61 de un canario, los 252 de un valenciano o los 225,4 que percibirá de media un catalán


redacción / la voz

Hasta 10.000 millones de euros, de los 12.436 que recibirá España del programa React-EU, se inyectarán a las comunidades autónomas a lo largo de los dos próximos años. El Ministerio de Hacienda confirmó este lunes que 8.000 millones se movilizarán en el 2021. Otra partida de 2.000 millones se reservará para el 2022. Y hasta 2.436 millones se invertirán el próximo año en comprar vacunas a repartir entre las 17 comunidades.

Unas han salido más reforzadas que otras en el reparto de estas ayudas que se destinarán a sostener el gasto en servicios sociales (creación de empleo, apoyo a los jóvenes, educación, formación y sanidad) y en respaldo financiero a autónomos y pymes tras una pandemia que ha dejado temblando la economía. Los gestionarán los Gobiernos autónomos.

Como ya ocurrió con las preasignaciones de las ayudas europeas incluidas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), Galicia ha vuelto a ser penalizada. Es la séptima comunidad en volumen de financiación, por detrás de Castilla-La Mancha, Canarias, Madrid, Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana. El Gobierno español reserva a los gallegos tan solo el 4,4 % del montante. Son 441 millones de euros que no llegarían a cubrir ni el 34 % de las inversiones que necesitan los planes verdes trazados por la Xunta para ponerse en marcha y relanzar la economía. Claro que las ayudas deberán apuntalar la cohesión social y territorial de las comunidades. Una tarea pendiente en España, según Bruselas. La Comisión Europea alertó en sus últimas recomendaciones de los riesgos de una mayor disparidad entre territorios en España a raíz de la pandemia. A pesar de esa alarma temprana, el Ejecutivo central ha preferido focalizar los esfuerzos en comunidades con mucha más renta per cápita que Galicia, como son Madrid o Cataluña, que se llevan un 12,8 % y hasta un 17,1 % respectivamente.

Doble merma

¿En qué se traducen estas diferencias? En menos apoyo. Por los 163,3 euros que recibirá en inversiones cada gallego entre el 2021 y el 2022 (de los fondos React-EU), un canario percibirá 292,61 euros, un valenciano 253 y un catalán 225,4 euros. Incluso Madrid, la región más rica, dispondrá de 193,3 euros per cápita, de acuerdo al reparto que hizo público ayer el Ministerio de Hacienda tras reunirse con los directores de los fondos europeos de cada comunidad.

Las cifras traen a la memoria otro ajuste de cuentas reciente porque Galicia ya salió mal parada de los PGE para el 2021. El Estado recortó sus inversiones en la comunidad en un 11 % mientras disparó los fondos en regiones como Cataluña un 48,1 %.

El revés es más doloroso si se tiene en cuenta que la comunidad gallega invirtió muchos más esfuerzos que otras vecinas en mantener a raya el déficit en la última década, recortando el espacio para inversiones de gran envergadura que sí emprendieron otras comunidades a costa de un mayor endeudamiento. El reparto, aunque responde con coherencia al impacto asimétrico de la crisis, castiga a las autonomías más disciplinadas.

Planes hasta el 2023

El Gobierno subrayó la importancia de que las comunidades se ciñan a los ejes de inversión fijados por la Unión Europea. El dinero servirá para «reforzar con partidas adicionales las políticas públicas básicas en un contexto de crisis en el que se han demostrado como la red de seguridad para millones de ciudadanos», reza el comunicado ministerial. El documento aclara que los Ejecutivos regionales podrán «plantear otros ámbitos de actuación que consideren relevantes para la reactivación económica», dentro de los planes de transición digital y verde, que serán evaluados. En cualquier caso, dispondrán de plazo hasta el 31 de diciembre del 2023 para presentar proyectos elegibles que, en caso de ser seleccionados, recibirán una financiación del 100 % -los fondos europeos tradicionalmente exigen que el Estado se haga cargo de una parte del desembolso-.

No obstante, el aluvión de dinero que esperan muchos no llegará así como así. Para empezar, el Gobierno solo garantiza la prefinanciación del 11 % de los recursos asignados a cada comunidad para el 2021. Si se aplica la misma clave de reparto nacional a las regiones, Galicia debería poder acceder a 352,8 millones de euros el año próximo, aunque el Ejecutivo solo adelantará 48,51 millones a la espera de que vaya fluyendo el resto del dinero comprometido por la UE, que todavía no ha desplegado el fondo Next Generation EU, en el que se encuadra el React-EU.

Los criterios para asignar fondos concentran el 60 % del dinero en solo cuatro comunidades

¿Cómo es posible que cuatro regiones concentren el 60 % de las ayudas europeas del React-EU? Andalucía, Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana se llevarán 6.125 millones de euros, de los 10.000 que repartirá el Gobierno español. Según explicó ayer el Ministerio de Hacienda, tras la celebración del Foro Extraordinario de Economía y Política Regional, el Ejecutivo español ha tenido en consideración tres criterios medulares en la clave de reparto: el impacto de la pandemia sobre la riqueza de cada comunidad (33,3 %), el efecto de la crisis sobre el empleo (22,2 %) y los niveles de paro juvenil (11,1 %). «Sigue el modelo y los criterios de distribución utilizados por la UE con sus Estados miembros para hacer frente a las consecuencias de la pandemia», justifica el ministerio. Esos mismos criterios que fueron criticados por no tener en cuenta otros factores como el envejecimiento y la despoblación. Y es que al conceder un peso preponderante al impacto sobre la riqueza, se ignoran los umbrales previos de los que parte cada región, mucho más altos en el caso de Madrid y Cataluña, con lo que el impacto podría ser mejor absorbido que en comunidades con problemas de otro calado que han podido sobrellevar mejor esta crisis. No hay rastro -al menos no consta en el documento-, de criterios estructurales, atendiendo a la posición de partida de cada comunidad. En el caso de Galicia, muy golpeada por los cierres industriales y los cambios que ha acelerado la pandemia en la estructura de la economía.

Todavía queda por saber cuánto dinero recibirá la región del Plan de Recuperación y Resiliencia, la otra gran y mayor pata del Next Generation EU. Aún está en discusión, así que el Ejecutivo español no ha definido el papel que tendrán las comunidades autónomas en su gestión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El Gobierno penaliza a Galicia, séptima en el reparto de ayudas europeas