La falta de acuerdo aplaza la decisión sobre el salario mínimo

Patronal y sindicatos no acercaron posiciones y el Gobierno no presentó tampoco subida concreta


MADRID / LA VOZ

Las diferencias entre los socios del Ejecutivo sobre la conveniencia de subir el salario mínimo interprofesional (SMI) se agudizan, enfriándolo cada vez más. La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que ha sido la más crítica frente a la intención del frente morado del Consejo de Ministros -con la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, al frente-, volvió este lunes a insistir en que la falta de acuerdo entre los agentes sociales indica que no es el momento para tocar el salario mínimo.

Y es que la reunión del diálogo social celebrada en la tarde de ayer se cerró, igual que la pasada semana, sin consenso entre patronal y sindicatos, sin que el Ejecutivo pusiera sobre la mesa una subida concreta del SMI y sin fecha fijada para la próxima negociación, antes de llevar al último Consejo de Ministros del año qué hacer con el salario mínimo en el 2021.

Cabe recordar que la pasada semana el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, se reunió con los agentes sociales y les aseguró que el Ejecutivo subirá el SMI, aunque sin concretarles en qué cuantía. De hecho, les pidió a los agentes sociales que hicieran sus propuestas al respecto antes de que el Gobierno tomara una decisión que -insistió- pretendía ser por consenso.

Pero ayer ni unos ni otros se movieron de sus posiciones. La patronal siguió defendiendo la congelación, mientras que los sindicatos insistieron en la necesidad de revalorizar el SMI.

Idéntica fractura se reproduce en el seno del Gobierno y así lo escenificaron las ministras de Asuntos Económicos y de Trabajo, Nadia Calviño y Yolanda Díaz. «A lo mejor hay que tomarse un poco de tiempo para tomar esa decisión en un contexto en el que tengamos enfilada la recuperación económica», defendió en declaraciones a La Sexta Calviño, insistiendo, sin embargo, en el compromiso del Gobierno de elevar el SMI, como lo demuestra que lo haya subido un 29 % en dos años, hasta los 950 euros mensuales en 14 pagas.

La congelación que defiende Calviño -y el resto de ministros socialistas- choca con la intención del Ministerio de Trabajo de revalorizar los sueldos de los trabajadores más vulnerables, pese a no haberse pronunciado aún sobre en qué cuantía. Y así lo recordó ayer de nuevo la ministra Díaz, pocas horas antes de que se reuniera, sin acuerdo final, la mesa de diálogo social.

«Sería muy preocupante que las empresas no pudieran soportar una subida de apenas nueve euros en el 2021», afirmó Díaz, enfatizando que si la economía y las empresas del país no pueden asumir ese alza «estamos en un espacio muy grave». Esa subida sería la resultante de aplicar al SMI una revalorización del 0,9 %, la misma aprobada para las pensiones y los empleados públicos.

Desde el ministerio se pidió a los empresarios «flexibilidad» y «empatía» para hacer posible la subida salarial a los 1,8 millones de trabajadores no cubiertos por convenio, emplazándoles a revisar su postura, pero la encomienda no prosperó. El próximo intento, in extremis, podría ser el 28.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La falta de acuerdo aplaza la decisión sobre el salario mínimo