Ana Mendes Godinho: «Queremos que la raya sea un ejemplo europeo de dinamismo social y empleo»

La ministra de Trabajo de Portugal considera una prioridad el estatuto del Trabajador Transfronterizo


Lisboa / Corresponsal

La abogada Ana Mendes Godinho (Lisboa, 1972) fue la elegida por el primer ministro luso, el socialista António Costa, en octubre del 2019, para ocupar una de las carteras más engorrosas, la de Trabajo, Solidaridad y Seguridad Social. Mendes Godinho asumió el reto tras haber firmado cuatro exitosos años como secretaria de Estado de Turismo, en los que consiguió colocar a Portugal en la primera división del sector, tras ser considerado el mejor destino mundial y ganar numerosos premios internacionales. Después de haberse reunido con su homóloga española, Yolanda Díaz, Mendes Godinho reitera su convicción en el potencial del territorio rayano y de sus profesionales. Por eso defiende la necesidad de que Portugal y España luchen juntos con la despoblación de lo que ella considera un territorio único. Y para lograr este objetivo, la titular de Trabajo lusa defiende que «es muy importante que sea una realidad, lo antes posible, el estatuto del trabajador transfronterizo, que es una prioridad».

-¿Por qué es una prioridad sacar adelante el estatuto del Trabajador Transfronterizo?

-Porque cada vez más son los que cruzan diariamente la frontera, de Portugal a España y viceversa, para trabajar. Los meses que estuvieron cerradas las fronteras como consecuencia de la pandemia demostraron la necesidad de hacer algo por ellos para facilitar su día a día y no perjudicarlos con trabas y barreras. Los dos países vamos a luchar juntos contra la despoblación de la raya, un territorio único, de frontera, que hay que relanzar. Queremos que la raya sea un ejemplo europeo de dinamismo social, profesional y económico. Para ello es prioritario el estatuto del trabajador transfronterizo.

-¿Tiene tanta sintonía como parece con su homóloga española Yolanda Díaz?

-Yolanda y yo somos mujeres de la misma generación, abogadas, preocupadas por la economía social, los derechos de los trabajadores y conocedoras de la importancia y del potencial transfronterizo, ella como gallega y yo por mis raíces maternas en Vila Nova de Foz Côa, que limita con el parque natural Arribes del Duero, en Salamanca. Por eso queremos que el estatuto del Trabajador Transfronterizo esté listo en el 2021, antes de la próxima cumbre ibérica, y hemos firmado un protocolo para delimitar ese trabajo en conjunto, que comenzará con la realización de un completo censo de dichos profesionales.

-¿Qué planean hacer con dicho estatuto?

- Queremos avanzar con un documento que identifique a los trabajadores. Y el objetivo no es crear más trabas, sino conseguir que los portugueses y los españoles a ambos lados de la frontera tengan acceso a unos servicios comunes sanitarios, educativos, sociales y culturales. Muchos ayuntamientos rayanos, desde la frontera de Valença y Tui hasta la de Vila Real de Santo António con Ayamonte, sufren el fenómeno de la despoblación y queremos solucionar este problema con una estrategia conjunta de proyectos de desarrollo común, a un lado y otro de la frontera, de apoyo a los trabajadores y emprendedores.

-¿Cómo se plantean financiarlo?

-Estamos estudiándolo y confiamos en que una parte importante llegue de los fondos europeos.

-Portugal asume el próximo 1 de enero la presidencia de turno de la Unión Europea, ¿qué objetivos tienen en materia de trabajo, solidaridad y seguridad social?

-Implementar rápidamente en la Unión Europea medidas conjuntas de apoyo formativo y económico para mantener el tejido empresarial y laboral en los diferentes países. Hay que recuperar lo antes posible el empleo perdido, impulsar en las empresas la transición tecnológica digital y defender el modelo social en el tejido empresarial y del trabajo.

-¿Por qué es tan importante defender el modelo social en plena pandemia?

-La pandemia nos ha demostrado que solo siendo solidarios y trabajando unidos podemos salir con éxito de la mayor crisis que ha vivido el mundo en las últimas décadas. Los socios de la Unión Europea debemos ir de la mano en esto y por ello una de las reuniones estrella de la presidencia portuguesa será la Cumbre Social que tendrá lugar en mayo en Oporto. En ella mantendremos encuentros entre los agentes sociales y asociaciones de diferente índole para crear un pilar social europeo consistente. Y en segundo lugar, celebraremos un Consejo Europeo.

La ministra incansable que se desvive por los necesitados

Lo primero que llama la atención de Ana Mendes Godinho es su cordialidad y su sonrisa afable, dos detalles que consiguen generar gran empatía y confianza en sus interlocutores. Pero no es lo único que sorprende, porque en Mendes Godinho también destaca su discurso claro, convincente y la energía que transmite cuando habla. Sus colaboradores más próximos destacan de ella la fuerza que derrocha las 24 horas del día y la dedicación y pasión que muestra por todo lo que hace. Durante los cuatro años que ejerció el cargo de Secretaria de Estado de Turismo, viajó por todo el mundo incansablemente con una agenda de vértigo. Su esfuerzo valió la pena. Portugal fue reconocido, durante dos años seguidos, como mejor destino turístico mundial, lo que permitió además atraer la confianza de los mercados en la calidad y el producto del país.

Socialista de convicción, católica practicante y madre de tres hijos, Ana Mendes Godinho, dijo sí a António Costa cuando le propuso ascender a Ministra de Trabajo y Seguridad Social, hace poco más de un año, sabiendo que el camino iba a ser mucho más ingrato, difícil y que estaría diariamente en el punto de mira de la opinión pública lusa. Con el mismo sentido del deber que le ha acompañado desde niña le dijo sí a su primer ministro, llevándose con ella a todo su equipo, con el que ha creado una piña en el ministerio que dirige.

Mujer de causas, Mendes Godinho es voluntaria desde hace muchos años, primero individualmente y después con sus hijos. Quizás por ello no ha dudado en situar en la primera línea de sus prioridades como ministra el apoyo social a los más desfavorecidos. Para ello ha dinamizado y renovado -con el beneplácito del presidente de la República, Rebelo de Sousa- la estrategia portuguesa para las personas sin techo, poniendo al frente, a Henrique Joaquim, el expresidente de la Asociación Vida e Paz.

La pandemia ha complicado, aún más, el día a día en un ministerio en el que los términos desempleo, crisis, sindicatos, agentes sociales, reivindicaciones y ayudas están siempre presentes. Mendes Godinho defiende el consenso, la negociación y la creación de puentes de entendimiento, tanto con una ONG, como con un sindicato, o con sus compañeros de Gobierno, con su homóloga española, y a partir del 1 de enero del 2021, con el resto de ministros europeos a los que está dispuesta a convencer para que aprueben un nuevo pilar de apoyo social para todos los ciudadanos de la UE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ana Mendes Godinho: «Queremos que la raya sea un ejemplo europeo de dinamismo social y empleo»