El estatuto eléctrico garantiza medio euro de rebaja en la luz a la industria gallega

f. fernández REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Trabajadores de Alcoa se calientan mientras hacen guardia en el exterior de la fábrica, que está en huelga desde hace dos meses
Trabajadores de Alcoa se calientan mientras hacen guardia en el exterior de la fábrica, que está en huelga desde hace dos meses Xaime Ramallal

El mecanismo beneficiará a 31 empresas de la comunidad, el 5 % del total

17 dic 2020 . Actualizado a las 16:38 h.

Medio euro menos por megavatio hora. Es la rebaja en el precio eléctrico que le garantiza a las grandes industrias electrointensivas el estatuto aprobado el martes por el Consejo de Ministros. Es el ahorro estimado por el propio Ministerio de Industria para las compañías que tienen contratada la tarifa de acceso 6.4. A ella están suscritas las plantas del país más dependientes de la electricidad, como las gallegas de Alcoa, Ferroatlántica o Megasa. El cálculo coincide con el realizado por la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE). Su director general, Fernando Soto, valora que «el impacto [del estatuto] es mínimo» e «insuficiente», y que el sector necesita «más perchas» para abaratar la electricidad y competir de verdad con el resto de industrias europeas. Porque con 0,54 euros apenas se enfría la diferencia de precios entre España (45 euros el megavatio hora), Francia (21) y Alemania (20), según datos de AEGE.

La principal medida del estatuto es la exención de hasta el 85 % de los cargos de la factura de la luz que se destinan a financiar las primas a las renovables, las plantas de cogeneración y los sistemas eléctricos insulares. Suman 92 millones de euros que asumirán los Presupuestos Generales del Estado. Podrán acceder a este mecanismo 600 consumidores y el ministerio estima que la rebaja media será de 2,25 euros por megavatio hora. Aunque el ahorro para los grandes consumidores, que están concentrados en el noroeste del país y en la cornisa cantábrica, será pírrica (0,54 euros) frente a los 6,45 para los conectados a tensiones menores. Esa aparente contradicción se debe a que las industrias 6.4 ya disfrutan de una exención parcial del impuesto de electricidad.

Pese a reunir a los más granado del sector electrointensivo (junto a Asturias y Cantabria), Galicia se comerá un trozo bien pequeño del estatuto, al menos en número de potenciales beneficiarios: 31, el 5 % del total. Y eso que la fábrica de aluminio de Alcoa es el primer consumidor de energía eléctrica del país. Se llevan la palma Cataluña, Valencia y Andalucía.