El Banco Santander pacta el ERE con 3.572 salidas y 1.500 reubicaciones

Plantea prejubilaciones a partir de los 50 años con indemnizaciones de hasta 320.000 euros


Madrid / Colpisa

El Banco Santander ha alcanzado este jueves un principio de acuerdo con los principales sindicatos de la entidad (CC.OO. y UGT) para poner en marcha el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado a finales de octubre, para hacer frente a la crisis del coronavirus. Al final serán 3.572 las salidas que la entidad llevará a cabo en los próximos meses, más otras 1.500 reubicaciones de trabajadores en otros puestos de trabajo y empresas del grupo distintas a donde ejercían sus funciones hasta ahora.

Durante el proceso de negociación, el Santander ha ido reduciendo el número de trabajadores afectados por el ERE, al bajar de los 4.000 previstos inicialmente a los cerca de 3.600 profesionales pactados entre las partes. En el caso de las reubicaciones, 1.100 serán externalizaciones a otras empresas del grupo y 400 traslados a Santander Personal.

Las condiciones del ERE vuelven a convertirse en uno de los puntos de mayor interés para la plantilla. La entidad y los sindicatos han pactado indemnizaciones para los colectivos con edades entre los 50 y 54 años con más de 15 años de antigüedad del 65 % del salario pensionable por seis anualidades con un máximo de 320.000 euros, sin incluir las primas, así como un convenio especial con revalorización anual máxima del 3 % hasta los 63 años.

Los mayores de 62 años recibirán una indemnización de 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades; los trabajadores con edades entre los 58 años y los 61 años (con una antigüedad mínima de 15 años) obtendrán el 76 % del salario pensionable o el 70 % más el 56% del complemento voluntario.

Para quienes estén entre los 55 años y los 57 años, siempre con una antigüedad mínima de 15 años, obtendrán el 74 % del salario pensionable o el 67 % más el 54 % del complemento voluntario.

Estos dos últimos colectivos también tendrán un convenio especial con revalorización anual máxima del 3 % hasta los 63 años, así como una deducción del desempleo los dos primeros años.

Las primas de voluntariedad serán de 30.000 euros para quienes tengan entre 15 años o más de antigüedad, mientras que se han establecido tramos a medida que se reduce el tiempo trabajado en el banco, con un mínimo de hasta 5.000 euros para quienes llevan menos de 5 años. También se han pactado unas primas por trienios consolidados a fecha de salida de 2.000 euros y una prima por dificultades especiales de colocación de 15.000 euros.

Por otra parte, los menores de 50 años con cualquier antigüedad tendrán una indemnización de 40 días del salario bruto anual (en principio se planteaban 30 días por año) con un tope de 24 mensualidades y los mayores de 55 años con menos de 15 años de antigüedad la misma indemnización más las primas por año en la empresa y un convenio especial con revalorización anual máxima del 3 % hasta los 63 años.

A cierre de septiembre, Banco Santander tenía 27.053 trabajadores en España, lo que supone una caída de más de 2.600 con respecto a los de un año antes. Cuando se ponga en marcha, será el tercer ERE (Expediente de Regulación de Empleo) del banco en España desde el 2018. En estos últimos 12 meses el grupo ya había materializado su último ERE con 3.069 bajas, prácticamente el 10 % de toda la plantilla para realizar un cierre de oficinas por el solapamiento con las del Popular, de las que quedan 3.110 sucursales, unas 740 menos que hace un año. En 2018 ya aplicó otro ERE que afectó a unos 1.700 empleados, incluidas jubilaciones anticipadas, para integrar sus servicios centrales en España con los de Banco Popular, adquirido a mediados del 2017.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Banco Santander pacta el ERE con 3.572 salidas y 1.500 reubicaciones