La siderúrgica Celsa, con 140 empleados en Galicia, pide 350 millones de rescate

Redacción LA VOZ

ECONOMÍA

La multinacional, con 10.000 empleados en todo el mundo, se acoge al plan para obtener liquidez inmediata

04 dic 2020 . Actualizado a las 20:07 h.

La siderúrgica española Celsa, con una fábrica en A Laracha con 140 empleados, ha recurrido finalmente al fondo de rescate habilitado por el Gobierno para socorrer a empresas estratégicas en apuros por la pandemia. La compañía ha pedido más de 350 millones de euros a la SEPI para conseguir liquidez con la que hacer frente a sus obligaciones de pago, informaron a Europa Press fuentes del sector.

La tramitación de esta solicitud puede prolongarse entre un mes y medio y dos, debido a la complejidad que entraña la operación, al tratarse el Grupo Celsa de una multinacional de gran dimensión. Además, según fuentes conocedoras del proceso, habrá que definir cuestiones como la estructura del préstamo solicitado y negociar el plan de viabilidad de la compañía, requisito imprescindible para tramitar la ayuda.

A mediados de septiembre, Celsa reveló que analizaba «detenidamente» las condiciones del fondo para decidir si procedía acogerse a la ayuda pública

La siderúrgica, una de las multinacionales europeas líderes en productos largos de acero, se sumaría a Air Europa y a Duro Felguera en acudir al mecanismo.

Celsa da empleo a casi 10.000 trabajadores en 120 centros de trabajo distribuidos por todo el mundo; y factura unos 4.253 millones.

La fábrica gallega elabora alambre y varilla de acero para la construcción, fundamentalmente. Hace unos meses aprobó un ERTE hasta finales de mayo.

Celsa, con 140 empleos en Galicia, a un paso de acogerse al fondo de rescate

Toni longueira

La pandemia provocada por el covid-19 está causando verdaderos estragos en todo el tejido productivo. A todos los niveles. A los problemas derivados por la caída en picado de las ventas hay que sumar el de la falta de liquidez con el que afrontar los pagos más inmediatos.

Es el caso de Celsa. Con base de operaciones en Barcelona, la compañía tiene repartidas factorías por todo el mundo. En España, además de en Cataluña, cuenta con plantas de producción en Cantabria, el País Vasco, Asturias y Galicia. En esta comunidad la empresa tiene un centro de trabajo: se ubica entre Cabovilaño y Lendo, junto al polígono industrial de A Laracha, y da empleo a 140 trabajadores.

Seguir leyendo