La Fundación Barrié y Cáritas movilizan un millón de euros para que 20.000 familias puedan pagar su vivienda

El dinero podrá destinarse al alquiler o a la hipoteca, a abonar los suministros básicos o a obras de mejora de la habitabilidad


Redacción / La Voz

El agujero que ha dejado el coronavirus en las economías domésticas está arrastrando a muchos gallegos a la exclusión social. La crisis derivada de la pandemia está provocando ya en algunos hogares serias dificultades para hacer frente a los gastos más básicos, como los de la casa. Conscientes del reto al que se enfrentan miles de ciudadanos, la Fundación Barrié y Cáritas firmaron ayer un convenio para ofrecer a estas familias ayudas puntuales y directas en materia de vivienda.

«La pandemia no está resuelta y sus consecuencias se notarán en los próximos meses de manera extraordinariamente cruda», vaticinó el presidente de la Fundación Barrié, José María Arias Mosquera. Tal y como explicó, la entidad invertirá un millón de euros en un programa que Cáritas se encargará de gestionar. Los fondos se distribuirán a lo largo de cuatro ejercicios y, según los cálculos que manejan ambas organizaciones, se beneficiarán de ellos unas 20.000 familias (5.000 al año).

Tal y como apuntó el coordinador de Cáritas Diocesanas de Galicia, Anuncio Mouriño, la actual recesión ha puesto a miles de familias en una situación crítica desde hace meses: «En la crisis anterior vino mucha gente que nunca pensó que tendría que acudir a Cáritas. Esta gente después normalizó su situación y la dejamos de ver. Pero ahora están volviendo. Y no solo eso, porque a ellos se suman otras personas que no habíamos visto nunca». Mouriño apuntó que actualmente atienden, en toda la comunidad, a unas 100.000 personas que «no existen para la Administración». «No quiero ser pesimista, pero en el 2021 viene un año muy duro. En el 2019, sin la crisis del coronavirus, todavía nos encontrábamos con secuelas de la anterior recesión, porque las crisis siempre tienen una resaca. En el caso de la actual, es imprevisible qué puede ocurrir», resumió.

Tres líneas

Para tratar de paliar los estragos que ha provocado el covid-19 en la sociedad gallega, el Programa Vivienda contará con tres líneas de actuación diferenciadas.

La primera de ellas estará pensada para prestar una ayuda de emergencia en el pago del alquiler o la hipoteca de la vivienda habitual. También podrán usarse para hacer frente a seguros de hogar o de impago de alquiler, fianzas, cuotas de la comunidad o recibos de suministros básicos (luz, agua o gas, por ejemplo).

La segunda línea está pensada para apoyar el programa de pisos de acogida de Cáritas, centrado en la creación de una infraestructura de alojamiento temporal que, además de vivienda, ofrezca una atención integral mediante el acompañamiento educativo, laboral y social de las personas que se han quedado sin acceso a una vivienda.

Por último, la Fundación Barrié y Cáritas destinarán parte de su fondo a mejorar las condiciones de habitabilidad de viviendas en propiedad que se encuentran en una situación precaria, generando serios problemas en el día a día, especialmente en esta situación de semiconfinamiento.

«En tiempos como los que vivimos, somos conscientes de que nuestra responsabilidad es mucho mayor y debemos maximizar el impacto de cada euro invertido», sentenció el presidente de la Fundación Barrié, quien alabó la «honestidad y seriedad» del trabajo de Cáritas en la atención a familias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La Fundación Barrié y Cáritas movilizan un millón de euros para que 20.000 familias puedan pagar su vivienda