Naturgy abandona su fracasado negocio de gas en Egipto

Redacción LA VOZ

ECONOMÍA

Issei Kato

La empresa vende su participación en la planta de Damietta, parada desde hace ocho años

01 dic 2020 . Actualizado a las 17:06 h.

Naturgy abandona Egipto y pone fin a ocho años de litigios con el Gobierno de ese país por la paralización de la planta de Damietta. Así lo acaba de anunciar la empresa española, que al fin ha cerrado un acuerdo para desprenderse de su 50 % en la sociedad Unión Fenosa Gas, que compartía con la italiana ENI. Esta última se quedará con el 100 % del capital del grupo, que gestiona, junto a empresas estatales, la planta de licuefacción.

Naturgy recibirá una serie de pagos en efectivo por importe aproximado de 600 millones de dólares (unos 500 millones de euros), así como la mayoría de los activos de la sociedad fuera de Egipto (valorados en 300 millones de dólares), excluyendo las actividades comerciales en España.

La eléctrica informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que el acuerdo se ha firmado tras ser ratificado el compromiso egipcio en su Consejo de Ministros del pasado día 25. 

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, celebró el pacto, «ya que supone un avance claro en la simplificación y reducción de la exposición de la compañía, permitiendo liberar a Naturgy de su contrato anual de aprovisionamiento de gas de alrededor de 3,5 billones de metros cúbicos (bcm) de gas egipcio para suministrar a sus ciclos combinados en España, que finalizaba en el 2029, y resolver así una situación compleja que se había prolongado desde el 2012 y que la pandemia no permitió resolver en primavera». Y es que la empresa ya había alcanzado un acuerdo similar en febrero pasado, que no llegó a cumplirse. Hasta ahora.

La paralización de las operaciones de la planta de Damietta -provocada por las protestas de la primavera árabe- acabó en los tribunales de arbitraje internacional, que dieron la razón a Naturgy al reconocerle que tenía derecho a una indemnización de 1.700 millones por parte del Gobierno egipcio. Finalmente, el conflicto se ha resuelto de forma amistosa.