El Gobierno arrincona a las autonomías en la gestión de las ayudas europeas

Cristina Porteiro
c. porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

J. Hellín. POOL

Creará entes público-privados para identificar los proyectos subvencionables

25 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Ni uno de los 140.000 millones de euros que espera recibir España del fondo de recuperación europeo Next Generation EU se desembolsará sin la autorización del presidente Pedro Sánchez. Junto a su equipo de Gobierno -al completo, después de que el vicepresidente Pablo Iglesias protestase por su exclusión -será quien trace las líneas maestras de las ayudas. Según el último borrador del Real Decreto Ley que el Ejecutivo quiere aprobar en el mes de diciembre, Sánchez dispondrá de cinco órganos a su servicio para decidir, ejecutar y controlar el desarrollo del programa. Las comunidades autónomas han quedado arrinconadas en una unidad consultiva a la que recurrirá el Gobierno para identificar las necesidades de cada región.

¿Cómo llegará el dinero a las empresas más pequeñas?

Según consta en el documento consultado por Europa Press, la intención del Gobierno es que las empresas más pequeñas, sean del sector que sean, se dirijan a la «ventanilla única» en la web del Plan de Recuperación para iniciar los trámites de participación en las convocatorias que se vayan presentando. La idea es que todas ellas se aglutinen bajo el paraguas de los bautizados como PERTES (proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica), unos entes de colaboración público-privada que servirán para concentrar a multitud de firmas que necesiten desembolsar dinero para los mismos fines. La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, explicó que serán de naturaleza similar a los consorcios. Analizar proyecto a proyecto sería inviable. «La idea es que todos los pueblos y ciudades se puedan beneficiar de una inyección tan importante de recursos. Vamos a buscar la fórmula más adecuada para que a empresas de cualquier barrio y esquina les llegue al menos la oferta de incorporación a un plan digital o a la modificación de la cadena de valor para incorporar energía renovable y más eficiente», explicó la ministra de Hacienda. El Ministerio de Industria será el encargado de elaborar en el plazo de tres meses un registro con las entidades interesadas en integrarse en los PERTES.

¿Cuándo se desembolsarán los primeros tramos?

De los 140.000 millones de euros que le corresponden a España, el Gobierno solo quiere echar mano inicialmente de los 72.000 millones que no exigen reembolso. De esa partida, el Ejecutivo español adelantará 27.000 millones en el 2021 porque el fondo de recuperación europeo sigue bloqueado. Como los plazos se podrían demorar hasta el verano, el Ejecutivo ha decidido adelantar hasta un 50 % de las ayudas a los proyectos que reciban autorización en los primeros meses del año «antes de la ejecución y justificación de las prestaciones previstas». Solo tienen que pasar por ventanilla, inscribirse y recibir el visto bueno. Para que sus expedientes no se eternicen, los contratos tendrán preferencia y se gestionarán por «tramitación urgente». Eso significa que la Administración solo dispondrá de 5 días hábiles -sin prórrogas posibles-, para fiscalizar cada propuesta y emitir un informe. El tiempo de tramitación final se reducirá a la mitad.