Galicia entra en la pugna europea para captar una planta de baterías de litio

Zona Franca de Vigo ofrece el mismo suelo que rechazó Mitsubishi en el 2009


vigo / la voz

La primera oleada de implantación de fábricas de baterías de litio en Europa pasó de largo por España. «Fue una oportunidad perdida», dicen fuentes de la automoción gallega, que ven con resignación cómo Alemania y Francia ponen en marcha las dos primeras plantas de pilas para coches eléctricos de la alianza impulsada por el grupo PSA, a través de su filial alemana Opel, y el consorcio francés Total, con la filial Saft. «El Gobierno español se quedó fuera y hemos perdido ese tren», aseguran.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Galicia entra en la pugna europea para captar una planta de baterías de litio