El BCE presiona a Hungría y Polonia para desbloquear las ayudas europeas

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

FRANCOIS LENOIR

Lagarde alerta: es «vital» que el dinero llegue a los países que se han quedado sin margen de gasto

19 nov 2020 . Actualizado a las 19:09 h.

«El paquete Next Generation UE (plan de recuperación europeo) debe estar operativo sin dilación, es extremadamente importante». Fue el mensaje que envió esta mañana la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, a los líderes europeos, quienes mantienen a estas horas una reunión, embarrada por la amenaza de veto de Hungría y Polonia a los presupuestos de la UE a siete años, de los que dependen las ayudas del fondo de recuperación (140.000 millones de euros para España). Los dos socios díscolos insisten en sabotear la negociación hasta que se acepte retirar la cláusula que condiciona la recepción del dinero al respeto de los valores fundamentales, algo que no está garantizado en ninguno de los dos países. «La probabilidad de que sean aprobados es cero», anticipó el ministro de Gobernación húngaro, quien abundó: «El veto ya está decidido».

La actitud chantajista de ambos gobiernos preocupa en los cuarteles de Fráncfort. Lagarde admite que las ayudas no pueden retrasarse más porque hay países que se han quedado sin margen presupuestario para gastar, como España. Y la segunda ola es un «desafío serio» lo suficientemente grande como para exigir más expansión fiscal. A pesar de todo, la segunda fase de la pandemia provocará un deterioro en el empleo y las rentas en el 2021. El BCE no baja la guardia. Está trabajando en el ajuste de sus instrumentos para el mes de diciembre, cuando anunciará el refuerzo de las medidas de apoyo a la economía. Se avecina un año difícil para las empresas y, por consiguiente, para los bancos. «Cuanto más dure la crisis, más débil será la recuperación y mayor será el riesgo de un incremento de las quiebras», señaló la francesa, antes de instar a los bancos del euro a preparar provisiones para una posible oleada de insolvencias.

Quitas de deuda

Algunos expertos han sugerido la posibilidad de aplicar quitas en los balances de deuda que tiene el BCE en su poder para aligerar la carga de la deuda. Lagarde cerró la puerta a esta posibilidad asegurando que viola los Tratados. Otra cosa es que se pueda llegar a extender los plazos de forma indefinida.