El TSXG frena a Ferroatlántica en su plan para separar la producción energética de la de ferroaleaciones

La Voz CARBALLO / LA VOZ

ECONOMÍA

JOSE MANUEL CASAL

La compañía buscaba desvincular las actividades para vender las cinco centrales que tiene en los ríos Xallas y Grande

18 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia acaba de desestimar el recurso de Ferroatlántica, que ha continuado Xeal, contra la resolución de Augas de Galicia que le impide segregar las actividades de ferroaleaciones y de producción de energía. La compañía buscaba desvincular ambas actividades para vender las cinco centrales hidráulicas que tiene en los ríos Xallas y Grande, pero la Xunta paralizó en julio del 2017 la operación por considerar que, de seguir adelante, se incumpliría una «condición esencial» prevista en la concesión de explotación de estos recursos hídricos: el mantenimiento de la actividad industrial y de los empleos. Ferroatlántica presentó entonces un recurso de alzada que fue desestimado por la Consellería de Medio Ambiente. Ahora, tras el fallo del TSXG, pueden interponer un recurso de casación y llegar al Tribunal Supremo.

Ferroatlántica, que vendió los activos a Xeal el pasado año, argumentaba que la prohibición de segregación de las dos actividades no estaba recogida originalmente en las condiciones de concesión de los recursos hídricos, pero se introdujo más tarde para garantizar la viabilidad de las fábricas de ferroaleaciones asegurándoles el necesario suministro de energía eléctrica.

Sin embargo, indicaba la compañía en sus explicaciones, la situación ha cambiado sustancialmente en los últimos veinte años y la producción de ferroaleaciones ha logrado un alto nivel de rentabilidad, mientras la energética ha ido en dirección contraria. También señalaban que, si bien antaño las centrales suministraban a las fábricas la energía que necesitaban, el panorama actual es muy distinto y la electricidad generada por el aprovechamiento hidráulico se deriva a la red y las fábricas se abastecen del mercado externo. Para Ferroatlántica, esto ya confirma una separación real de las dos actividades.