El futuro de Galicia, a examen en el Foro de Economía Prospectiva en A Coruña

Gabriela Consuegra REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Oscar Vazquez

Los fondos europeos, la necesidad de liderazgo y los cambios sociales que ha traído la pandemia son algunos de los temas que abordará el congreso

12 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

En un contexto completamente condicionado por la crisis del coronavirus, intentar planificar el futuro se antoja tarea complicada. Más cuando la pandemia ha conseguido convertir el pasado en un referente completamente obsoleto y dibujar un presente demasiado convulso. La situación actual exige decidir y reaccionar con el futuro en el punto de mira y esta es precisamente una de las líneas que se tratarán en el I Foro de Economía Prospectiva de Galicia, un encuentro que se celebrará hoy y mañana en A Coruña.

«La prospectiva forma parte de las ciencias de la gestión. Se trata de anticiparse al futuro: cómo trabajar en lo que va a venir. Es una combinación entre lo probable y lo deseable; aquello que puede ocurrir y lo que deseas que ocurra», explica Fernando González Laxe, catedrático y organizador del evento junto a la profesora María Cadaval. «Es una herramienta de análisis muy buena para las empresas y también para los políticos», acota este experto.

El congreso ofrecerá a los asistentes cuatro conferencias impartidas por ponentes nacionales e internacionales, así como espacios de debate en los que serán los empresarios gallegos los que tomarán la palabra.

Uno de los invitados será Carsten Mosen, vicepresidente de la Fundación Euroamericana y ex presidente de la Cámara de Comercio de Alemania para España. Este experto aportará «una visión europea de la economía desde la perspectiva alemana, o cómo en Alemania plantean el futuro de Europa», según González Laxe. El foro también contará con la intervención de Ana J. Varela, directora de Presupuestos y Finanzas de la OCDE, que repasará las políticas de recuperación después de la recesión producida por la pandemia: «Hará referencia fundamentalmente a la inversión directa extranjera, los flujos de capital, y al comercio, los flujo de mercancías y servicios», explica el catedrático.

Por otra parte, en las mesas redondas programadas, los convocados discutirán cómo afrontan sus empresas los retos marcados por la globalización y también qué cambios se plantean en sus modelos para hacer frente a la crisis de cara al futuro. Así, el foro contará una representación del sector que abarcará desde startups hasta empresas familiares, pasando por compañías del mundo de las energías renovables o los componentes de automoción. «Contaremos con la presencia de empresas potentes, con facturaciones de cerca de 200 o 300 millones de euros», afirma González Laxe. La tecnología, la preocupación medioambiental, la logística, la seguridad, la energía, la demografía y la ética del consumo serán factores troncales que también se abordarán en este congreso. «Casi siempre buscamos analizar el pasado o el presente, pero aquí nos enfocamos en el futuro. Porque si eres capaz de marcar escenarios, también los puedes condicionar».