El «efecto Pfizer» vacuna a las bolsas, pero el 2020 se da por perdido

Los parqués descuentan por adelantado su impacto en la recuperación


redacción / la voz

La euforia desatada el lunes en las bolsas con el anuncio de Pfizer y BioNTech en torno a la eficacia del 90 % de su vacuna anticovid 19 se fue disipando este martes en los principales parqués mundiales. Tras el éxtasis, la cautela y la serenidad se adueñaron de los inversores. Los índices europeos cerraron con subidas modestas. No fue el caso del Ibex 35, que alargó la fiesta con un repunte del 3,38 %, tras la segunda mayor remontada de los últimos 10 años (8,57 %). París se alzó un 1,55 %. Londres se anotó un 1,79 %; y Fráncfort, un 0,51 %. También el Dow Jones despidió el martes con la sensación de que el baño de ganancias del lunes fue un sueño y con el mal sabor de boca que dejó la noticia de que se investigará el supuesto fraude electoral que denunció Trump.

¿A qué se debe este comportamiento en las bolsas?

Los inversores llevaban mucho tiempo esperando buenas noticias. Ante las pérdidas acumuladas en el 2020, se habían refugiado en activos que apenas reportaban beneficios, como la deuda pública. El anuncio de este martes despejó la incertidumbre para los valores más castigados de negocios como el hotelero o las aerolíneas y también «abrió el camino de la recuperación para otros sectores como el financiero y el energético», apunta el analista de eToro, Adam Vettese. Los inversores vieron la oportunidad de moverse con rapidez en busca de rentabilidad en las empresas que tendrán que repuntar en los próximos meses, como Meliá o IAG. «Hasta hora no teníamos un tratamiento. Ahora sabemos que lo tendremos relativamente pronto y que será más efectivo de lo esperado. Esto mejora las perspectivas a corto y medio plazo», explica el economista de Fedea, Ángel de la Fuente. A la pregunta de por qué no continúa el festín bursátil, el experto de EAE Business School, Juan Abellán, asegura que las bolsas «están descontando por adelantado» el impacto de la potencial vacuna. Y tanto que se han adelantado porque todavía quedan por delante semanas duras de semiconfinamiento, restricciones y contención del gasto.

¿Cómo afecta esta subida a la economía real?

A corto plazo apenas se notará porque los cierres se prolongarán hasta que la pandemia esté controlada y eso contraerá el gasto en el próximo mes y medio. «El 2020 hay que darlo por perdido. Ya está todo hecho», sostiene el analista de Oxford Economics, Ángel Talavera. Coincide Abellán, quien cree que estamos ante una «buena situación de futuro, pero un regular presente». Aunque a corto plazo el optimismo no es la regla, Ángel de la Fuente apunta que el rally burstátil puede tener impacto en la confianza y quizá empuje a ciudadanos y empresas a tomar decisiones teniendo en cuenta unas perspectivas más optimistas en relación al consumo, el ajuste de plantillas o incluso a la hora de posponer cierres. Talavera también abunda en la importancia de las expectivas y la confianza: «La gente se vuelve optimista al ver el final del túnel y la economía se retroalimenta de ello». A pesar de que los plazos se han reducido, no parece probable que las economías estén completamente abiertas al turismo para Semana Santa, aunque Abellán cree que el Gobierno debería ir preparando una gran campaña internacional para recuperar visitantes. España perdió 50.000 millones de euros y 40 millones de turistas en los primeros ocho meses del año.

¿Habrá un vuelco en las previsiones de España?

«Casi todas las previsiones ya contaban con una vacuna el año que viene», sostiene Talavera. Solo se ha puesto el tiempo de cara, pero «el global del año no cambiará mucho». No obstante, la alegría que ha destado el anuncio podría empujar al Gobierno a adelantar medidas de ajuste. Abellán teme que el Ejecutivo dé un «hachazo a todos los tramos del IRPF» viendo que el final de la crisis puede estar más cerca. El director de Economía de Afi, Gonzalo García, anticipa una montaña rusa bursátil en los próximos meses: «Vamos a seguir viendo bastante volatilidad, aunque no es lo mismo una tendencia al alza de ahora que la que vimos en marzo». Cree que no habrá cambios en las previsiones. El Gobierno ya contaba con la vacuna y el impacto de unos fondos europeos que «presentan problemas de ejecución».

Euforia en las bolsas mundiales ante la expectativa de una vacuna eficaz

C. Porteiro

El Ibex 35 se dispara un 8,57 % en su mayor subida de los últimos diez años

Nunca un porcentaje había infundido tanto optimismo en las bolsas como el que dieron a conocer este lunes Pfizer y Biontech. La empresa estadounidense anunció que su vacuna, en la última fase de ensayo, tiene una eficacia del 90 % y que podría estar disponible para este mismo año.

Es la noticia que esperaban oír los inversores para lanzarse de nuevo a los parqués. Y lo hicieron de lleno. La euforia se contagió desde Wall Street —el Dow Jones y el S&P 500 alcanzaron máximos históricos— a la Bolsa de Londres, pasando por Fráncfort, París y Madrid, donde el Ibex 35 protagonizó la mayor subida (8,57 %) de todos los índices tras un 2020 aciago. Se trata de la segunda mayor remontada desde el 2010, cuando el anuncio del paquete de rescate europeo en plena crisis financiera propulsó el Ibex hasta el 14,43 %.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El «efecto Pfizer» vacuna a las bolsas, pero el 2020 se da por perdido