Escrivá quiere que sus funcionarios tramiten las prestaciones de cualquier punto del país

El ministro asegura que la Seguridad Social cerrará la legislatura sin déficit


Madrid / La Voz

«Queremos romper las rigideces. Que un funcionario de Soria pueda resolver dudas de Madrid», aseguró este viernes el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo. Este es un ejemplo de cómo quiere transformar el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el funcionamiento de la Seguridad Social, según explicó el responsable del departamento, José Luis Escrivá, en una rueda de prensa sobre las líneas maestras del ministerio en los Presupuestos del Estado para el 2021.

El objetivo es que, aprovechando los avances tecnológicos, la digitalización y el teletrabajo, la Seguridad Social realice una gestión independiente del ámbito geográfico, teniendo presencia en todo el territorio (especialmente en la España vaciada) y apostando, además, por una mayor proactividad en su relación con los ciudadanos, a los que se prestará una atención «más especializada». Será, en palabras de Escrivá, una apuesta por un servicio «multicanal», como el que ofrecen las entidades bancarias.

La mejora de los procesos internos no será el único aspecto en el que se avanzará, pues también está previsto el refuerzo de la plantilla, cuya insuficiencia quedó patente durante el pico de trabajo de tramitaciones de prestaciones que provocó la emergencia sanitaria.

Asimismo, Escrivá aseguró que la Seguridad Social cerrará esta legislatura sin déficit y que el primer paso para ello se dará con las cuentas del próximo año, que incluyen una transferencia de 14.000 millones de euros para que el Estado asuma parte de los gastos impropios (cifrados en 20.000 millones) que hasta ahora se cargaban a las cotizaciones sociales, provocando el desequilibrio de las cuentas. 

IPC medio para revisar la pensión

En lo que respecta a las pensiones, una vez que las Cortes refrenden el documento de recomendaciones del Pacto de Toledo, el ministerio comenzará a trabajar con los agentes sociales en la reforma del sistema. Escrivá avanzó que ya se está trabajando en un mecanismo de revalorización que será «permanente y previsible» y que permitirá mantener el poder adquisitivo de las pensiones, así como dar «certidumbre y tranquilidad» a los pensionistas. Explicó que, en lugar del IPC de un mes concreto, podría ser la media de un período.

Recordó que las contributivas subirán un 0,9 % y el doble las no contributivas y defendió las bondades del nuevo fondo público de pensiones que el Ejecutivo pretende regular antes de un año, y con el que quiere impulsar el ahorro privado para la jubilación, pero con menos comisiones que las de los actuales planes individuales. También confirmó que negociará con los agentes sociales la prolongación de los ERTE que sean necesarios más allá del 31 de enero y restó importancia a que no haya consignación para ello en los Presupuestos.

Nuevo choque con Iglesias por el ingreso mínimo: «Escúchennos a nosotros, es información precisa»

Enésimo choque entre Escrivá y Pablo Iglesias a cuenta del ingreso mínimo vital (IMV). Si su puesta en marcha ya desató en primavera una guerra entre ambos ministerios a cuenta del calendario de implantación de la prestación, que luego se recrudeció por los cuellos de botella en la tramitación y los retrasos en su concesión, el enfrentamiento se ha reabierto ahora, después de que el vicepresidente -aprovechando la presentación de los Presupuestos, el pasado martes- apuntara a una flexibilización de los requisitos que permitiera acceder a prestación a varios beneficiarios en un mismo domicilio. 

El «ruido» del vicepresidente

Preguntado al respecto durante la rueda de prensa de presentación de las cuentas de su departamento para el 2021, Escrivá no ocultó ayer su malestar por la injerencia del líder de la formación morada, tachando de «ruido» sus afirmaciones. Y fue más allá, al reafirmar ante los medios la competencia de su ministerio y erigirlo como única voz realmente conocedora y autorizada sobre la nueva prestación.

«Les sugiero que en cuestiones de detalles sobre el ingreso mínimo vital nos escuchen a nosotros, escuchen al ministerio competente, que es el de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y les aseguro que así tendrán una información siempre precisa sobre lo que se ha hecho y sobre lo que se va a hacer. Hay mucho ruido sobre este tema, mucha información que no es precisa», sentenció, visiblemente molesto.

Y es que, en contra de lo subrayado como novedad por el vicepresidente segundo el pasado martes, el ingreso mínimo vital ya permite que haya más de un beneficiario en un mismo hogar, siempre que no formen una unidad de convivencia y que los servicios sociales puedan certificar tal extremo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Escrivá quiere que sus funcionarios tramiten las prestaciones de cualquier punto del país