Sánchez reduce un 11 % la inversión en Galicia y la dispara un 48 % en Cataluña

Montero defiende que la región venía de máximos por el AVE y que sube un 9,9 % respecto al 2019


madrid / la voz

El próximo ejercicio, un año de gasto récord para tratar de reanimar a una economía casi sin pulso por el impacto de la pandemia, Galicia recibirá 832,24 millones de euros en inversión del Estado de los 12.125,51 totales. Así se recoge en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, entregó este miércoles en el Congreso. La cuantía, que se queda a una décima del 7 % del total del gasto territorializado, es 104 millones inferior (un 11,2 % en términos relativos) a la consignada en las últimas cuentas aprobadas, las del 2018, cuando recibió casi 937 millones. Entonces la cifra gallega suponía el 9,2 % del total.

Contrasta, además, con los recursos previstos para otras comunidades, como es el caso de Cataluña, que se incrementan un 48,1 % (en casi 670 millones, hasta frisar los 2.000, es decir, dos veces y media los que recibe Galicia) o la vecina Asturias, cuya inversión estatal se dispara cerca del 63 %, aunque en términos absolutos la subida sea más moderada: 146 millones, hasta los 378,9.

Los números justifican que Galicia vea medio vacío el vaso del gasto público que el Gobierno de Sánchez tiene previsto acometer en la comunidad, ya que la cifra es la más baja de los últimos quince años: desde el 2004 todos los ejercicios rebasaron los 1.000 millones de euros, a excepción del 2017 (924,6 millones) y del 2018 (936,79), a los que ahora se suma el 2021. A esto se suma que solo cinco de las diecisiete autonomías ven recortadas sus cifras en comparación con las del Presupuesto en vigor, el del 2018 -el más longevo de la historia- diseñado por el exministro popular Cristóbal Montoro.

Sin embargo, la ministra de Hacienda obvió cualquier lectura política del reparto de fondos, como la necesidad de fortalecer los apoyos parlamentarios de un Gobierno en minoría, que podrían explicar el aumento del desembolso en Cataluña, la Comunidad Valenciana, Canarias o, en menor medida (apenas sube siete décimas), el País Vasco.

En el Congreso ayer Montero defendió lo presupuestado para Galicia, argumentando que en los últimos años la inversión en la comunidad había sido «muy superior en relación a su peso poblacional» debido a la ejecución de las obras del AVE, de modo que una vez que concluyen y se pone en marcha la línea, «se necesita que estos recursos acompañen a otros territorios que también quieren poner en funcionamiento la alta velocidad».

Destacó, además, que los recursos que el Estado le asigna son un 9,9 % superiores a los fijados para la comunidad en los Presupuestos del 2019 -los primeros presentados por el Gobierno de coalición-, que no llegaron a salir adelante. En ellos, Galicia recibía 757,1 millones de euros.

En términos absolutos, es la sexta comunidad que percibirá mayor inversión, por detrás de Andalucía -la única que rebasa los 2.000 millones-, Cataluña (1.999), la Comunidad de Madrid (1.250), Comunidad Valenciana (1.164) y Castilla y León (847).

Montero subrayó que a la inversión directa hay que sumar también los recursos que Galicia recibirá de los fondos europeos ya preasignados a través de los ministerios de Transición Ecológica y Transportes, un total de 249 millones para políticas medioambientales (169 millones) y de vivienda (otros 81).

La Xunta vigilará que se cumpla la bonificación de los peajes de la AP-9 y critica la ausencia de infraestructuras 

La Xunta de Galicia hace dos lecturas diferentes al valorar el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado. Lamenta que la inversión prevista para Galicia caiga un 11 % en relación a las cuentas aprobadas por el anterior Gobierno, y se quede en 832 millones, la cifra más baja de los últimos quince años. Por otro lado, celebra que por fin se atiendan las demandas que la Administración autonómica viene realizando de bonificación de los peajes de la AP-9 y espera que «non quede en promesas incumpridas».

El Ejecutivo gallego recuerda que en el 2018 alcanzó un compromiso con el central, presidido entonces por Mariano Rajoy, para la liberación del peaje de Redondela, que aparece recogido en el documento presupuestario presentado ayer en el Congreso. La Xunta espera que el Ministerio de Transportes concrete la aplicación de las bonificaciones y asegura que estará «vixiante para garantir que beneficien ao conxunto dos usuarios e non incrementen os beneficios da concesionaria». Al mismo tiempo, la Xunta lamenta la ausencia de bonificaciones en la AP-53 (Santiago-Dozón), así como de partidas presupuestarias para infraestructuras que son estratégicas para Galicia, tanto en materia de comunicaciones viarias como de conexiones ferroviarias de los puertos o en las estaciones intermodales.

El Gobierno gallego afirma que los Presupuestos estatales crecen a costa de subir los impuestos a las familias, los autónomos y las pymes, por lo que «prexudican ás clases medias e ás empresas nun momento excepcional no que necesitan apoio».

El corredor atlántico de mercancías toma tímidamente el relevo ante el fin del AVE

pablo gonzález
Los ministros José Luis Ábalos y Yolanda Díaz, junto a la conselleira Ethel Vázquez y el consejero de Fomento de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, en la inauguración del penúltimo tramo del AVE, el lunes pasado
Los ministros José Luis Ábalos y Yolanda Díaz, junto a la conselleira Ethel Vázquez y el consejero de Fomento de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, en la inauguración del penúltimo tramo del AVE, el lunes pasado

El ADIF apuesta por el tren convencional, pero no sirve para suplir la caída de inversión

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el 2021 refleja por primera vez el próximo final de las obras del AVE entre Lubián (Zamora) y Ourense, hasta el punto que no hay ni un solo euro para este tramo de algo más de 100 kilómetros que se terminará este año, según el anuncio realizado por el ministro de Transportes, José Luis Ábalos. Ni siquiera el habitual resto de consignaciones no abonadas durante este ejercicio. Esta caída en la inversión por la finalización del proyecto estrella del Estado en Galicia durante los últimos quince años es muy probable que no pueda recuperarse, pues el gasto en líneas ferroviarias de alta velocidad es el más abultado de todas las infraestructuras de transporte. Ni siquiera la tímida apuesta por empezar a mejorar la red del corredor atlántico transeuropeo de mercancías con unos 68 millones puede paliar una caída tan relevante, que en los últimos presupuestos aprobados (los del 2018) suponían 406 millones de euros solo en Galicia y otros 255 en la provincia de Zamora.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Sánchez reduce un 11 % la inversión en Galicia y la dispara un 48 % en Cataluña