El fin del confinamiento solo sirvió para recuperar la mitad del empleo perdido

El verano deja 355.000 nuevos desocupados y una tasa de paro del 16 %


redacción / la voz

Tocaba recuperarse de un segundo trimestre del año marcado por el confinamiento y la inactividad. Y llegó el tercero con un efecto rebote en la creación de empleo, que, con todo, se quedó corto. La EPA (encuesta de población activa que elabora el INE) confirma que entre junio y septiembre hubo un proceso de reincorporación al mercado laboral que se corresponde, fundamentalmente, con la temporada turística. Solo por eso, esos tres meses arrojan cifras positivas. Porque si comparamos esta etapa de nueva normalidad con el mismo trimestre del 2019, la realidad es más dura: Hay 19,18 millones de personas ocupadas, 700.000 menos que entonces. 

Paro

Sube en 355.000 personas. El dato trimestral es especialmente malo si se tiene en cuenta que suele ser un período de bajada del desempleo, por el factor estacional. Pero, además, escarbando en las cifras se puede ver cómo la gravedad de la situación es mayor, ya que quedan más de 500.000 personas en ERTE que no se reflejan como parados en esta estadística. En enero, si no se prolongan estos expedientes se podrá comprobar la cifra real de empleo destruido. De momento, el aumento del paro durante el período julio-septiembre es el más acusado desde el primer trimestre del 2012, hasta situarse en el 16,25 %. Agricultura y servicios pierden trabajadores; construcción e industria, los ganan. 

Desempleo juvenil

Se dispara un 40,4 % en un año. El dato es demoledor porque es el valor más alto registrado desde el año 2017, según los datos de la EPA. El número de desempleados menores de 25 años aumentó en 112.200 en los tres meses de verano, lo que supone un 22 % más respecto al segundo trimestre. La cifra total de jóvenes en paro en España se eleva hasta 622.400, su cifra más alta en cuatro años. Estro se traduce en que, de los más de 3,72 millones de parados contabilizados en España, el 16,7 % son jóvenes menores de 25 años, y más de un tercio (el 33,5 %) son parados de larga duración (con más de un año en situación de desempleo).

Ocupación

Aumenta en 569.600 personas. Es un buen dato, que indica una remontada del bache en el que estaban muchas personas en el segundo trimestre, (el del confinamiento), aunque viene a confirmar que la recuperación se quedó a medias, ya que los empleos destruidos fueron muchos más: 1,35 millones. Todas las regiones crearon empleo salvo Canarias, que destruyó 2.800 puestos de trabajo respecto al trimestre anterior. Apenas se ha recuperado un 42% de todo el empleo destruido durante los meses del estado de alarma. Otro dato que muestra que la reapertura dejó a la economía española muy lejos del punto previo a la crisis. Lo más grave, según el análisis que hacían ayer los sindicatos, es que se ha roto una racha de subida de tasa de ocupación que es fundamental para sostener las pensiones en el futuro próximo.

Impacto social

1,1 millones de hogares en paro. Esta cifra supone 23.900 más que en el trimestre anterior y 162.800 más que en el mismo período del 2019. Por otro lado, el número de hogares en los que todos los miembros activos están ocupados ha caído en 54.300 respecto al segundo trimestre. Si tenemos en cuenta que el total de los hogares en España asciende a 18.799.400 y que hay 5.344.500 que no tienen ningún activo, se puede concluir que en un 34 % de los hogares, es decir, en más de 1 de cada 3, ninguno de sus miembros contribuye a la economía productiva.

Empleador

Aumenta el público, cae el privado. Otro de los datos que da la medida del drama laboral que afronta el país como consecuencia de la pandemia es el de la evolución del empleo según la naturaleza del empleador: en la comparativa interanual, desde la irrupción del virus, el empleo público ha crecido un 4,34 % mientras que el privado se ha desplomado un 12,24 %.

Galicia creó 32.200 puestos de trabajo tras el encierro

El trimestre de verano ha sido relativamente bueno en Galicia y eso se ve en que, aunque el paro subió en 2.300 personas (un 1,6 %

y 9 puntos menos que la media española), la comunidad tiene 1.082.600 ocupados, que son 32.200 más que en el segundo trimestre (+3,06 %)

Según la EPA, el número de desempleados es de 144.800, con una tasa del 11,8%, cinco puntos inferior a la media del conjunto del estado.

Los datos son mejores en un contexto generalizado de mercado laboral en recesión, y eso se explica, en gran medida, por el comportamiento, mejor de lo esperado, del sector servicios, debido a una leve mejora del consumo en el sector de la hostería y un descenso de los ERTE.

La Xunta atribuye la «mejor» situación a sus políticas de creación de empleo. Según la directora xeral de Formación e Colocación, Zeltia Lado, la EPA refleja que la comunidad, pese al covid-19, «logró crear trabajo de calidad», ya que «los empleados con contrato indefinido crecieron en la evolución anual y trimestral y en la actualidad «tres de cada cuatro ocupados gallegos son indefinidos» (la cifra es de 663.800, un 2,9 % más). Con respecto al segundo trimestre, valora positivamente que los hogares con todos sus miembros activos ocupados aumentaron en 2.800 y descendieron los que tienen a todos en paro en 3.900.

En cualquier caso, respecto al mismo trimestre del año pasado, la cifra de hogares con todos sus miembros en desempleo es un 6,2 % superior, con 3.100 más.

Los sindicatos CIG, UGT y CC.OO. advierten de que la situación del mercado laboral gallego es «gravísima e inédita» ante el impacto de la crisis. UGT reclama un subsidio «extraordinario» para los desempleados sin prestación, y CC.OO. critica la destrucción de empleo público en el ámbito de la Xunta. Crece el paro y el empleo que se crea es precario, situación que perjudica especialmente a las mujeres», denuncia. La CIG demanda políticas «que permitan una salida justa» de la crisis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El fin del confinamiento solo sirvió para recuperar la mitad del empleo perdido