Estos son los impuestos que subirá el Gobierno

ECONOMÍA

Moncloa

El Ejecutivo incluye en sus Presupuestos un alza del IRPF a las rentas altas, así como de los gravámenes de Patrimonio y Sociedades. También reducirá las deducciones de los planes de pensiones

27 oct 2020 . Actualizado a las 19:21 h.

Los impuestos se habían convertido en la principal grieta que separaba a los socios del Gobierno para la consecución del proyecto de Presupuestos Generales. Una grieta que pareció soldarse en las últimas horas. A pesar de que la formación morada había lanzado un órdago al PSOE en la tarde del lunes asegurando que podían tumbar las cuentas públicas para el próximo ejercicio, el consenso pareció llegar en el último momento del lunes, apurando los plazos. Tan solo unas pocas horas después de que todo pareciera hacer aguas, Sánchez e Iglesias representaban la consecución de un pacto en el que se incorpora una relevante reforma tributaria. Estos son los impuestos más importantes que incluye el documento.

IRPF 

El Gobierno incluye un alza fiscal en este gravamen. Pero solo para las rentas más altas. Se eleva dos puntos la tributación para las rentas del trabajo superiores a 300.000 euros y en tres puntos las rentas del ahorro que superen los 200.000 euros. Afectará a un total de 36.194 contribuyentes, el 0,17 % del total. El objetivo, aseguran desde el Ejecutivo, es dotar con mayor progresividad este impuesto. Con esta medida, pretenden recaudar 491 millones de euros en el 2021 y en el 2022. 

Patrimonio

Se eleva el tipo aplicable a partir de 10 millones de euros, del 2,5 % al 3,5 %. Una vez más, el horizonte que persigue el Gobierno es «garantizar que los que más tienen, más aporten». Este gravamen, que recuperó Zapatero en el 2011 con carácter temporal y que año a año se iba extendiendo en los Presupuestos durante un solo ejercicio, se prorroga ahora de manera indefinida. Además, el Gobierno quiere armonizarlo en el conjunto de comunidades autónomas para evitar el dumping fiscal.

Sociedades

Hasta ahora, las exenciones a grandes grupos empresariales por dividendos y plusvalías estaban bonificadas al 100 %. Ahora, se limita al 95 %, lo que afecta principalmente a grandes compañías, dado que las empresas con volumen de negocio inferior a 40 millones de euros podrán seguir aplicando la totalidad de la deducción durante tres años. 

Tal y como explicó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la decisión afectará a unas 1.739 empresas de las más de millón y medio que hay en todo el territorio patrio. Tan solo el 0,12 % del total. Defiende el Gobierno que esta medida está en línea con otros países del entorno como Francia, Italia o Alemania. La reducción de la deducción permitirá recaudar 1.520 millones de euros en dos años. 

IVA

Ninguna sorpresa en lo referente a este gravamen. La única modificación que experimentará ya había sido anunciada hace unos días por el Ejecutivo: se aumentará el IVA para las bebidas azucaradas y edulcoradas, que pasarán de tributar desde el 10 al 21 %. Eso sí, advirtió Montero que este incremento afectará solo a su venta en supermercados y establecimientos alimentarios. Los bares y restaurantes escapan del alza «para no perjudicar a la restauración».

Según los cálculos del Gobierno, esto permitirá una recaudación adicional de 400 millones de euros en el 2021 y en el 2022.

El Ejecutivo descarta incluir en sus Presupuestos la imposición de un IVA del 21 % a la sanidad y a la educación privada: «Permanece exento, tal como está, no hay ningún tipo, en este proyecto, de modificación respecto a esta figura tributaria, todas las modificaciones que he contado son las que se contemplan», señaló.

Planes de pensiones

El Gobierno rebaja hasta los 2.000 euros la aportación máxima de los planes de pensiones individuales con derecho a deducción en el IRPF. Actualmente, esa cantidad estaba fijada en los 8.000 euros. Mientras que en el caso de las planes de empresas se eleva la aportación máxima de 8.000 a 10.000 euros. Con esta medida, el Ejecutivo prevé ahorrarse 580 millones de euros en el 2022.

Socimi

Las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimi) tendrán una tributación del 15 % frente a la exención total que tenían hasta el momento.

Diésel 

Dentro de la partida de la fiscalidad verde, el Gobierno ha decidido incluir en los Presupuestos un acercamiento de la tributación del diésel a la gasolina, reduciendo así su bonificación. Tal y como explicó Montero, el tipo estatal pasa de 30,7 a 34,5 céntimos por litro, una cantidad que aún así sigue siendo inferior a los 40,07 céntimos de la gasolina. Según los datos de Hacienda, llenar un depósito de 50 litros será 2,3 euros más caro. En las arcas públicas, este incremento se traducirá en una aportación extra de 500 millones de euros en dos años.

Pero no todos los bolsillos notarán la subida. Porque precisó Montero que se mantiene la tributación actual del gasóleo para uso profesional.

Primas de seguros

El Gobierno sube también el impuesto sobre primas de seguros, un tributo que según Montero llevaba casi un cuarto de siglo sin sufrir actualizaciones. El tipo pasará del 6 al 8 %, lo que encarecerá ciertas pólizas, como las de automóviles y las del hogar. Eso sí, no todas las pólizas incrementarán su precio, porque el impuesto no se aplica a otros seguros como el de salud. Se prevé que el incremento de la recaudación sea de 507 millones de euros en el 2021 y en el 2022.

Envases de plástico

Dentro del programa de fiscalidad verde que prepara el Ejecutivo, se recoge también la creación de un impuesto a los envases de plástico no reutilizables. Poco más se ha desvelado de estre gravamen, con el que el Gobierno espera ingresar 491 millones de euros en el 2021.

Otros impuestos

Además de estos ingresos adicionales, la ministra indicó que las demás medidas tributarias ya aprobadas (tasas Google y Tobin) o que se aprobarán al margen de los Presupuestos aportarán unos 4.223 millones de euros más, que no están incluidos en los Presupuestos.

En directo: Sánchez e Iglesias presentan el proyecto de Presupuestos

El Gobierno apela a la «justicia fiscal» para aplicar una subida general de impuestos

ANA BALSEIRO

El anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2021 incluye finalmente una subida general de impuestos, necesarios para sufragar el tirón del gasto público. A pesar de los mensajes contradictorios de los últimos días, que evidenciaban las diferencias de los socios de Gobierno -el ministro Ábalos llegó a decir el jueves que el IRPF se subiría cuando el país estuviera preparado, pero no ahora- finalmente el ajuste tributario será incluso mayor del esperado, ya que se tocará el IRPF para las rentas altas (tanto del trabajo como del capital), el impuesto sobre el patrimonio y también el de sociedades, que grava los beneficios de las empresas. Y eso, solo según el primer avance que el presidente y el vicepresidente segundo del Gobierno han realizado a primera hora de la mañana, ya que el grueso del detalle fiscal lo dará tras el Consejo de Ministros la portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Seguir leyendo