La crisis mundial de pedidos reduce a 800 millones el valor de la cartera de los astilleros gallegos

Las empresas firmaron la construcción de 23 buques y este año solo entraron tres pedidos


Vigo

La construcción naval gallega se encamina a cerrar su peor ejercicio en los últimos cinco años. La cartera de los astilleros, públicos y privados suma contratos por valor de 800 millones de euros en los seis primeros meses del año frente a los 1.500 millones acumulados a estas mismas alturas del 2019.

Hay 23 buques firmados o en construcción, pero la preocupación del sector radica en que la mayoría de estos barcos fueron contratados entre el 2017 y el 2019. De hecho, en lo que va del 2020, solo han entrado tres nuevos pedido, y los tres firmados por el astillero de matriz asturiana Armón Vigo.

La causa de este parón en la demanda hay que buscarla en la crisis mundial que atraviesa la construcción naval, como consecuencia de la caída de los tráficos marítimos, muy en especial el del transporte de pasajeros; y también de los recortes presupuestarios de los Gobiernos a la hora renovar flotas.

Toca prepararse para competir con más fuerza por la escasa oferta de construcción naval que se está moviendo en el mundo, y los expertos reunidos este jueves en el foro Maritime Trend en Vigo para analizar el futuro del sector, manifestaron su confianza en que los fondos europeos para la recuperación, en los que España tiene asignada una partida de 140.000 millones para proyectos de inversión, sea la vía que necesita el naval para modernizarse.

«Tenemos unos fondos a nuestra disposición y debemos de identificar proyectos que contribuyan a la maduración del tejido productivo», afirmó el conselleiro de Industria, Francisco Conde, que defendió la política de ayudas públicas a la construcción naval que mantienen otros países de Europa, para modernizar el sector gallego.

Jorge Filgueiras, director del astillero Navantia Ferrol, expuso los puntos fuertes en los que el naval gallego debe ser más competitivo. «Necesitamos especializarnos, digitalizarnos e impulsar productos con valor añadido», dijo el responsable del astillero público ferrolano.

Barreras propone la colaboración entre astilleros

En el foro intervino el nuevo presidente ejecutivo de Barreras, Douglas Prothero, que recuperó para poner sobre la mesa una vieja iniciativa que el sector gallego nunca ha sido capaz de llevar adelante, una red de colaboración entre astilleros, con la idea de compartir departamentos técnicos y personal especializado. «Galicia tiene una ubicación muy buena, y desde el punto de vista de infraestructuras y competencias, muchas posibilidades de llegar a un mercado más amplio que el que tiene ahora, con más clientes y más globales», afirmó el responsable de la división marítima de Ritz Carlton. «Galicia puede captar más negocio. Para ello necesitaremos una colaboración y un plan apoyado por los Gobiernos gallego y español, con un presupuesto específico para que el naval gallego sea más fuerte y autosostenible», afirmó. El dueño de Barreras defendió un escenario más colaborativo para poder conseguir contrato con la ejecución apropiada. «Así conseguiremos una industria sostenible», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La crisis mundial de pedidos reduce a 800 millones el valor de la cartera de los astilleros gallegos