Adidas anuncia la venta de Reebok 15 años después de su compra por 3.100 millones

La firma norteamericana llegó a patrocinar las principales ligas de EE. UU., clubes de élite y deportistas antes de pasar a manos germanas


Redacción / La Voz

No pudo ser. El sueño de Adidas de hacer frente a su eterno rival Nike en su propio terreno no ha prosperado 15 años después de que la marca deportiva alemana comprase la estadounidense Reebok con ese propósito y por lo que entonces desembolsó 3.100 millones de euros. Según el diario alemán Manager Magazin, que recoge Reuters, Adidas quiere desprenderse de Reebok en plena pandemia y prevé cerrar la operación de venta en marzo del 2021.

Entre los potenciales compradores se encuentran la compañía norteamericana VF Corporation y el grupo chino Anta Sports. La oferta resulta atractiva -aunque no ha trascendido el importe- si se tiene en cuenta que la marca alemana ha reducido el valor de su filial a casi la mitad desde el 2018, situándolo en 852 millones de euros en el último ejercicio.

Desde que Reebok pasó a manos germanas no le ha ido nada bien. Las ventas de la firma de Boston han retrocedido en la última década, hasta 1.748 millones de euros. Atrás quedaban los años en los que patrocinaba a las grandes ligas de fútbol americana y la NBA de baloncesto, así como a grandes clubes como el Liverpool o la selección argentina, y peleaba por esponsorizar a los mejores deportistas del mundo. Hoy su mercado ha quedado reducido al fitness y running, con los que ha logrado levantar cabeza con la apertura incluso de una pequeña red de gimnasios y el cambio de hábitos de los consumidores, que optaron por los deportes urbanos

Tampoco Adidas puso interés para que los lanzamientos de Reebok compitiesen al mismo nivel que las grandes marcas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Adidas anuncia la venta de Reebok 15 años después de su compra por 3.100 millones