La Xunta dota con 300.000 euros más el bono eléctrico tras agotar los fondos de 1,2 millones

Casi cuatro mil familias se han beneficiado este año de las ayudas que evitan los cortes de luz por impago


La Voz

La Consellería de Economía se ha visto obligada a incrementar el presupuesto de las ayudas para el bono social eléctrico a la vista de que, a falta de dos meses y medio para que acabe el año, ha agotado ya el crédito reservado para ello. Así, según datos de la Xunta, a estas alturas del 2020 ya se han concedido subvenciones por importe de 1,27 millones de euros a 3.900 familias. Estos son los datos alcanzados en todo el 2019. Y para acabar el año con fondos, la Xunta ha aumentado el presupuesto en 300.000 euros, de modo que este ejercicio finalmente se distribuirán 1,6 millones.

Las ayudas autonómicas para el recibo de la luz complementan las estatales del bono social y están dedicadas en exclusiva a los consumidores vulnerables en riesgo de exclusión social, es decir, aquellos atendidos por los servicios sociales y sin apenas ingresos para afrontar el pago de los servicios básicos. Las subvenciones de la Xunta evitan así los cortes de suministro eléctrico a las familias menos pudientes por impago de las facturas de luz.

La Consellería de Economía recordó que los solicitantes deben residir en Galicia y acreditar que son consumidores vulnerables severos —por tanto, beneficiarios del bono social estatal— en riesgo de exclusión social con un informe expedido por los servicios sociales municipales.

Todos los que reúnan esos requisitos se beneficiarán de la ayuda autonómica, que alcanzará el pago del 50 % de la factura eléctrica, con una cuantía máxima anual de 300 euros (450 para familias numerosas). «Esta cantidade, unida ás axudas estatais, permitirá que as familias con máis dificultades non teñan que pagar pola súa factura eléctrica, garantindo, deste xeito, o acceso continuado á subministración nos fogares máis vulnerables e dando resposta a unha necesidade básica dos cidadáns, pois non se lles poderá cortar o servizo mentres sexan beneficiarios desta axuda», resume la consellería.

El bono social, tanto el estatal como el autonómico, se puede solicitar en cualquier momento, es decir, no hay unos plazos para ello. Aunque sí los hay para que la Xunta resuelva: un mes desde que recibe la petición. Una vez aceptada, la consellería realizará cada mes el pago directamente a las comercializadoras que emiten las facturas a los clientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta dota con 300.000 euros más el bono eléctrico tras agotar los fondos de 1,2 millones