El salario mínimo no cubre el coste de la vida en nueve comunidades

El gasto medio mensual en España asciende a los 1.013 euros


Redacción / La Voz

El presupuesto mensual del que dispone un español no rinde de la misma forma si tiene que enfrentarse a los gastos viviendo en una comunidad como Madrid que si habita en Extremadura. En algunos territorios el ahorro se torna en misión imposible. Sobre todo para aquellos cuyos emolumentos mensuales equivalen al salario mínimo interprofesional (SMI). Y, no digamos ya, si solo entra un sueldo en casa y se tienen hijos.

Después de la subida pactada el pasado mes de enero entre el Gobierno de Sánchez, la patronal y los sindicatos, la remuneración mínima quedó fijada en España en los 13.300 euros brutos anuales. Unos 1.108 euros al mes en caso de que se divida esta cantidad en doce pagas. Eso sí, a este dinero habría que restarle las retenciones pertinentes, por lo que el monto final se quedaría aproximadamente en unos 1.000 euros. Con la cartera pertrechada cada 30 días con esta cantidad, hay nueve comunidades en las que las cuentas no salen. Y es que el dinero que requiere enfrentarse a los gastos del día a día supera en algunos territorios del país esta cantidad. Así lo muestra la encuesta de presupuestos familiares que cada año elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los gastos que reflejan este informe son una media que representa una especie de boceto del desembolso al que debe hacer frente un ciudadano para poder vivir en las diferentes comunidades autónomas del país. Para realizar este cálculo, se analiza lo que invierten los habitantes en partidas como alimentación, vestido, vivienda y suministros, ocio o transporte. Se trata, por tanto, de una media. Habrá muchos ciudadanos que sean capaces de apretarse algo más el cinturón y otros que expongan al bolsillo a dispendios mucho mayores.

 

Según las cifras del INE, el gasto medio por persona en el conjunto de España fue de 12.151 euros en el año 2019 (el último del que se tienen datos), lo que supone un desembolso mensual de 1.013 euros por cada individuo. Una cantidad que aumentaría de manera importante si se tiene en cuenta la variable de los hijos. En cualquier caso, incluso siendo una única persona la que compone la unidad familiar, lo de ahorrar se hace más bien complicado para un trabajador que perciba el sueldo mínimo. Porque la cuenta le sale teñida en rojo. La diferencia entre los mil euros que percibe y los que debe desembolsar para vivir sale en negativo: requiere gastar casi trece euros más de los que ingresa.

El SMI no cubre los costes de la vida en nueve comunidades autónomas del país. Los habitantes de Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Madrid, Navarra, el País Vasco o La Rioja deben hacer malabares para estirar su retribución mínima. Y en este caso, los que peor lo tienen son los vascos. Con esos mil euros mensuales en la cuenta, los gastos de esta comunidad le exigen un esfuerzo adicional de 210 euros. No son los únicos. El coste de vivir en Madrid se lleva todo el salario mínimo y, además, requiere otros 190 euros adicionales al mes. Cantidad parecida a la que exigen las economías familiares de los catalanes (que necesitan 117 euros más al mes para enfrentarse a los consumos) o navarros (136 euros). Tampoco les llega el sueldo para cubrir las necesidades del día a día los aragoneses (que requieren 65 euros adicionales al SMI), balares (64 euros), cántabros (32 euros), asturianos (27 euros) o riojanos (22 euros).

¿Y los gallegos?

Un poco más fácil será llenar la hucha para un gallego que perciba este emolumento mínimo por su trabajo. Según los datos del INE, el gasto medio al que deben hacer frente los ciudadanos de esta comunidad es de unos 916 euros al mes (10.987 al año), por lo que tras restar sus consumos al salario mínimo interprofesional, el dinero que le queda para dedicar al ahorro es de unos 84 euros al mes.

Más sencillo ahorrar

Llenar el cerdito es tarea algo más sencilla para los ciudadanos de siete comunidades autónomas. Territorios en los que los gastos se llevan un menor mordisco del presupuesto mensual y que, por tanto, permiten ahorrar con más holgura. En Extremadura, tras restar al salario mínimo la inversión necesaria para vivir, el dinero que se podría guardar es de unos 210 euros al mes. Algo más de cien euros mensuales pueden ahorrar los canarios (179), los manchegos (133) o los andaluces (116 euros).

Unos 80 euros les sobrarían a los habitantes de Murcia, mientras que el presupuesto que les queda a castellanoleoneses y valencianos es bastante más exiguo, con apenas 12 o 5 euros, respectivamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
INE
Comentarios

El salario mínimo no cubre el coste de la vida en nueve comunidades