El PP arguye que la Audiencia Nacional no evalúa la fusión de las cajas, y la oposición discrepa

d. sampedro SANTIAGO / LA VOZ

ECONOMÍA

PACO RODRÍGUEZ

Pedro Puy puso de relieve que la fusión de las cajas gallegas estaba avalada por los consejos de ambas entidades

08 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Ni el PP gallego, ni tampoco el Gobierno de la Xunta, se dan por aludidos por el auto dictado por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que dice que la única razón por la que el FROB intervino NCG, resultante de la fusión entre Caixanova y Caixa Galicia, fue la delicada situación financiera que registraba la última de las entidades. El portavoz del PP en el Parlamento gallego, Pedro Puy, puso ayer de relieve que el auto «non entra a valorar a fusión», sino que dictamina cuál es el tribunal competente para juzgar a los antiguos gestores de Caixanova por decisiones que pueden ser constitutivas de delito.

Puy puso de relieve que la fusión de las cajas gallegas estaba avalada por los consejos de ambas entidades, así como por la Xunta, todas las fuerzas políticas gallegas, el Banco de España y las autoridades europeas. «Non se entende ben o encaixe dese parágrafo aquí», dice sobre la alusión del auto de la Audiencia Nacional, cuando no entra en ninguna cuestión de fondo sobre la fusión. Destacó también que lo que motivó la intervención de NCG fue «un cambio normativo posterior» que comprometió su solvencia y porcentaje de capitalización.

En la misma línea se expresó Francisco Conde, vicepresidente económico de la Xunta, quien abundó desde Vigo en que si hay alguna responsabilidad por la fusión de las cajas gallegas, será preciso «identificar dónde hay que situarla», pues recalcó -al igual que el portavoz parlamentario del PP- que los criterios de la fusión los fijó el Banco de España y que la unión de entidades contó en su día con la bendición de todos.