Conde anuncia que si Alcoa presenta un ERE la Xunta responderá «por vía judicial»

Entiende que la multinacional no negoció de buena fe, lo que permitiría justificar la nulidad del despido colectivo


La Voz

El vicepresidente económico de la Xunta de Galicia y conselleiro de Economía, Francisco Conde, anunció este martes que si finalmente Alcoa toma la decisión de ejecutar el expediente de regulación de empleo (ERE) para la planta de aluminio de San Cibrao, que podría afectar a 534 trabajadores, «automáticamente» se producirá una respuesta de la Administración «por la vía judicial para defender los puestos de trabajo».

A juicio del conselleiro, hay «evidencias suficientes» de la «mala fe de Alcoa durante este proceso», lo que serviría para intentar anular el despido colectivo. Al tiempo que anunció que, tras meses de disputas políticas, llegados a ese punto el Gobierno de España y la Xunta de Galicia responderán «de forma coordinada» a esa decisión de la multinacional, por entender que el ERE sería «ilegal».

Conde, que esta tarde participará en la reunión de la mesa multilateral por el futuro de Alcoa, aseguró que la intención de ambos gobiernos es mantener una colaboración efectiva para afrontar «una situación que está provocando Alcoa». En ese sentido, recordó que el objetivo de la reunión de este martes es «mantener en funcionamiento las cubas y la actividad industrial». Una reclamación de los trabajadores desde el inicio de la negociación del ERE, al entender que la decisión de apagar las cubas, como pretende la multinacional, sería irreversible y condenaría al cierre de la planta.

«Esperamos que haya una rectificación por parte de Alcoa y que se avenga a llegar a un acuerdo», dijo Conde, que sin embargo mostró su determinación a actuar si es necesario: «La Xunta y el Gobierno están decididos a hacer frente a esta situación desde el punto de vista laboral, judicial y administrativo».

Alcoa tiene 10 días para demostrar que puede recibir ayudas por el CO2

Mercedes Mora
Coronas de flores, ayer, en la entrada de la fábrica, donde el personal continúa protestando
Coronas de flores, ayer, en la entrada de la fábrica, donde el personal continúa protestando

Industria le exige información sobre empleo y producción desde el 2018

No está el horno para bollos en el Ministerio de Industria en lo que a Alcoa se refiere. Y mucho menos si de lo que se trata es de seguir subvencionando la actividad de la multinacional estadounidense en suelo español, cuando esta no quiere ni oír hablar de venderle al Gobierno la planta de aluminio de San Cibrao para que este se la revenda luego a Liberty. Se acabaron las contemplaciones. El departamento que pilota Reyes Maroto hizo pública ayer la lista de las empresas seleccionadas para recibir las ayudas destinadas a compensar los costes indirectos que deben asumir las industrias que consumen grandes cantidades de energía por la compra de derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2). Y en ese listado -todavía provisional porque está sujeto a las posibles alegaciones de las compañías- figura Alcoa. Es más, es la empresa que más tajada saca. En total recibiría 9,72 millones de euros: 8,79 millones para la factoría de aluminio primario que quiere cerrar; y casi un millón de euros para la refinería de alúmina. Frente a los 30 que había solicitado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Conde anuncia que si Alcoa presenta un ERE la Xunta responderá «por vía judicial»