Liberbank y Unicaja reinician sus contactos para una posible integración

Llevarían ya seis semanas de conversaciones y, según Bloomberg, podrían estar solventadas algunas de las cuestiones que llevaron al fracaso la anterior operación


madrid / colpisa

El proceso de concentración del sector financiero español parece que prosigue después de la culminación de la fusión de Bankia y CaixaBank. Según informa la agencia de noticias estadounidense Bloomberg, Unicaja se está volviendo a acercar a Liberbank para una eventual integración. Las dos entidades financieras habrían reiniciado conversaciones informales con la ayuda de asesores. Liberbank, de acuerdo con las fuentes consultadas por la agencia americana, ha requerido la ayuda de Deutsche Bank para estudiar la operación.

No es la primera vez que estas dos entidades intentan su fusión. El año pasado ya estuvieron muy cerca de cerrar una operación de integración que hubiera creado el sexto mayor banco del país por volumen de activos. Pero en mayo del 2019 rompieron sus conversaciones tras cinco meses de análisis y negociaciones. El motivo de la ruptura: económico. No hubo acuerdo respecto a la ecuación de canje para llevar a término la fusión ni sobre quién llevaría la voz cantante.

De por medio, además, apareció Abanca, que anunció la posibilidad de lanzar una oferta pública de adquisición sobre Liberbank, aunque su único objetivo pareció ser conocer los números del grupo asturiano.

Liberbank y Unicaja llevan ya seis semanas de conversaciones y, según Bloomberg, algunas de las cuestiones que llevaron al fracaso la operación podrían estar solventadas. Y, además, ahora tienen una posición de capital más sólida.

Valor de mercado

 Unicaja tiene un valor de mercado de 1.030 millones de euros, mientras que Liberbank está valorada en algo más de 690 millones. Las entidades financieras están atendiendo los requerimientos de los supervisores tanto nacionales (Banco de España) como comunitarios (Banco Central Europeo), que les urgen a las fusiones para hacer frente a la baja rentabilidad de sus negocios, tanto estructural, como coyuntural debido a la incidencia de la pandemia de coronavirus. Así, en España se ha cerrado de manera muy rápida la fusión de CaixaBank y Bankia, para crear el mayor banco en España. Además, Banco Sabadell está también buscando opciones corporativas.

Se abre la veda de las fusiones, con el Sabadell como pieza más codiciada

mercedes mora

Los analistas emparejan al banco de origen catalán con el BBVA

Que la de CaixaBank y Bankia no será la última fusión que vean nuestros ojos, lo tienen claro en los mentideros financieros. «Esto no ha hecho más que empezar». Esa es la frase más repetida entre los analistas desde que salieron a la luz las negociaciones emprendidas por la tercera y cuarta entidad del país para alumbrar el mayor banco español.

El camino se lo llevan tiempo señalando a la banca los supervisores europeos, convencidos como están de que es la única manera de suavizar la mella que en los márgenes del negocio está dejando una larga era de bajos tipos de interés. Sobre todo ahora que la pandemia aprieta y la situación económica se complica. La solvencia de empresas y familias se agrieta, y las entidades habrán de hacer frente al incremento de la morosidad que, sin duda, eso acarreará. No queda otra, dicen en el BCE, que ganar tamaño para hacer frente a la tormenta que se avecina y que algunos, muchos, ya tienen encima.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Liberbank y Unicaja reinician sus contactos para una posible integración