Galicia recibirá 27 interinos para desatascar el ingreso mínimo vital

Tendrán contratos de doce meses, que se podrán prorrogar hasta tres años


Redacción / La Voz

Una veintena de interinos llegarán en las próximas semanas a las oficinas de la Seguridad Social para tratar de desatascar el ingente cuello de botella que ha generado el ingreso mínimo vital (IMV) en la Administración. Es un balón de oxígeno que hace tiempo que reclaman sindicatos y trabajadores. Pero también los ciudadanos, que desde hace ya unos meses se topan cada día con agendas llenas, oficinas colapsadas y teléfonos que comunican. Acceder a cualquier servicio de la Administración pública se convertido en una auténtica odisea. Y el atasco no solo afecta al ingreso mínimo vital. CSIF lleva ya un tiempo denunciando que el mal empieza a contagiar a otras prestaciones, como las jubilaciones, cuya tramitación lleva ahora un mes y medio, frente a los 15 días que requería antes.

En este contexto desembarcan los más de mil funcionarios con los que el ministerio que dirige José Luis Escrivá prometió reforzar los servicios de las oficinas de la Seguridad Social. Casi una treintena de ellos -27 en concreto- se incorporarán a los despachos que la Administración central tiene en Galicia. Según los expedientes de contratación que manejan en el Ministerio de Inclusión, la provincia de la comunidad que más contrataciones se llevará será A Coruña, que se repartirá tres empleados del grupo A2 (titulados medios que ocupan puestos del cuerpo de gestión y que realizan tareas de colaboración en funciones administrativas de nivel superior y tareas propias de gestión administrativa) y otros 13 trabajadores del grupo C1 (trabajadores con título de bachillerato o FP de grado medio o técnico en FP que ocupan puestos del cuerpo administrativo y que realizan funciones de colaboración en la realización y aporte de datos de informes).

Dos funcionarios menos (14 en concreto) recibirán las oficinas de la Seguridad Social situadas en la provincia de Pontevedra. El refuerzo vendrá de la mano de dos trabajadores del grupo A2 y doce del C1.

Mucho más discretas son las cifras de los otros dos territorios de la comunidad. En las oficinas lucenses tan solo aterrizarán cuatro empleados para sacar adelante el tapón del ingreso mínimo, mientras que en Ourense deberán conformarse con tres (uno del grupo A2 y otro del C1).

Contratos

Estos interinos tendrán contratos de 12 meses, prorrogables hasta 36, y el proceso de selección arrancará en las próximas semanas. Dedicarán sus jornadas casi en exclusiva a tratar de sacar adelante los miles de expedientes de la renta mínima que se acumulan en los cajones de la Seguridad Social. Desempeñarán tareas de atención telefónica, pero también de gestión de papeleo o de aprobación y denegación de expedientes.

Si se analiza el cuadro del reparto de todas las provincias españolas, el mayor esfuerzo de contratación se ha realizado en las grandes ciudades. En Madrid, por ejemplo, se sumarán un total de 150 interinos a la plantilla -cien del grupo C y otros 50 del A2-. La segunda mayor bolsa de empleo se irá a Barcelona, con un total de 87 incorporaciones. Saliendo de las grandes urbes, Andalucía es una de las comunidades que más nuevos trabajadores fichará. En Sevilla, por ejemplo, aterrizarán 56 interinos y en Málaga medio centenar; cifras muy parecidas a las de Valencia o Alicante.

El proceso de contratación recaerá ahora en las subdelegaciones del Gobierno, que tendrán que reclutar al personal interino que está en su bolsa de trabajo. En caso de no contar con candidatos, se procederá a fichar personal a través del SEPE (el antiguo Inem). Y este ha sido uno de los focos de críticas por parte de los representantes de los trabajadores. CSIF denunciaba esta semana que la Seguridad Social va a reclutar trabajadores en paro en vez de convocar una oferta de empleo público que consiga dar una solución más a largo plazo a un problema que las oficinas de la Seguridad Social llevan arrastrando desde hace años.

Insuficiente

El respiro que traerán el millar de funcionarios que se reincorporarán en las próximas semanas a las oficinas de toda España es muy pequeño a ojos de los sindicatos. «Todo parece indicar que la ciudadanía seguirá agolpándose en las puertas de las oficinas de la Seguridad Social intentando sin éxito ser atendidos presencialmente. Seguirá luchando hasta la desesperación por conseguir una cita previa a través de la web, sin conseguirlo en la mayoría de los casos, mientras que los más afortunados quizás lleguen a hablar por el teléfono 901, de pago, con algunos de los pocos y envejecidos funcionarios que van quedando que, también desbordados por la carga de trabajo, luchan por hacer lo imposible para prestar el servicio que la ciudadanía merece», criticaron los representantes de los trabajadores tras la reunión -calificada por ellos mismos de «estéril»- que mantuvieron esta semana con el secretario de Estado de la Seguridad Social. Aseguran que la contratación del millar de interinos «se disolverá como un azucarillo» en las mermadas plantillas de la Seguridad Social y añaden que en los últimos ocho años, el personal ha mermado diez veces ese número.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia recibirá 27 interinos para desatascar el ingreso mínimo vital