Funcas advierte de que la «tasa Tobin» podría provocar deslocalizaciones

Europa press MADRID

ECONOMÍA

Arnd Wiegmann | Reuters

Unas 60 compañías quedarían sometidas a tributación por un impuesto cuya implantación se vota el miércoles en el Senado, según la fundación de las cajas de ahorro

04 oct 2020 . Actualizado a las 14:27 h.

La Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) avisa de que el impuesto sobre las transacciones financieras, conocido como tasa Tobin, podría provocar riesgos de deslocalización y de sustitución, con efectos «perjudiciales» para la inversión y el crecimiento económico, así como respuestas «negativas» por las que se traslade la carga económica del impuesto a los clientes o invertir en títulos que no queden bajo el ámbito del impuesto.

Así figura en un artículo de Giulio Allevato y Antonio De Vito, recogido en Cuadernos de Información Económica, publicación editada por Funcas, en el que se analizan las consecuencias económicas del establecimientos de impuestos como el que grava las transacciones financieras, que se vota este miércoles en el Pleno del Senado, donde concluirá su tramitación parlamentaria, quedando definitivamente aprobado para su entrada en vigor desde enero del 2021.

Los autores explican que la fijación de impuestos regulatorios para paliar las externalidades negativas que se producen en los mercados financieros ha dado lugar a distintas propuestas como la realizada por la Comisión Europea en el 2011 o la formulada por el Gobierno de España en febrero del 2020.