El Gobierno recupera el paro para los autónomos que tengan que cerrar por el virus, aunque rebaja su cuantía

Prorroga las ayudas hasta el 31 de enero, aunque introduce cambios sustanciales en su diseño

E. Parra. POOL

Redacción / La Voz

Junto a la prórroga de los ERTE, el Consejo de Ministros aprobará este martes la renovación de las ayudas para los autónomos, con cambios sustanciales respecto a las que están vigentes ahora, que no cumplieron las expectativas del colectivo (las recibieron apenas 160.000 profesionales, una cuarta parte de los beneficiarios potenciales que estimaban en el propio sector). Para subsanar esta situación, el Ministerio de la Seguridad Social y las organizaciones más representativas del colectivo de trabajadores por cuenta propia (UPTA, ATA y UATAE) han pactado recuperar la prestación extraordinaria por cese de actividad que ya estuvo vigente durante el estado de alarma, entre marzo y junio.

Podrán acogerse a ella, en primer lugar, aquellos autónomos que se vean obligados a cerrar su negocio por las medidas de restricción aprobadas para luchar contra el virus. En ese caso, la cuantía de la ayuda será inferior a la que había en primavera, ya que si entonces ascendía al 70 % de la base reguladora (con un mínimo de 661 euros al mes), ahora su importe se fija en el 50 % de la base. Esto implica que un autónomo que cotice por la mínima (la inmensa mayoría) solo percibirá 472 euros. Solo cobrarán el 70 % aquellos autónomos que tengan familia numerosa y que tengan en el negocio su única fuente de ingresos. Lo que sí se mantiene igual que en primavera es que los perceptores de esta ayuda estarán exentos de pagar la cuota a la Seguridad Social, lo que supone un ahorro de al menos 286 euros al mes.

Esa prestación se percibirá desde el día siguiente al que se decreten las restricciones y hasta el último día del mes en el que se levanten. Y a ella podrán acceder también aquellos autónomos que no reúnan las condiciones exigidas para acceder a la prestación ordinaria por cese de actividad vigente durante el verano y que se prorroga.

Esta última ayuda, compatible con la actividad, está dirigida a aquellos negocios que sufran caídas de la facturación de al menos un 75 % respecto al mismo período del año anterior. Quien ya venía percibiéndola podrá seguir cobrándola hasta el 31 de enero si mantiene los requisitos, y quien quiera acceder a ella ahora deberá demostrar que cumple las condiciones.

En este caso, la prestación ascenderá al 70 % de la base reguladora, salvo para quien la compatibilice con el trabajo por cuenta ajena, que percibirá un 50 % siempre que su salario no supere en 2,2 veces el SMI (2.090 euros brutos al mes). Pero, en este caso, sí tendrán que pagar la cuota de autónomos.

El presidente de UPTA, el gallego Eduardo Abad, se mostró muy satisfecho con un acuerdo que, según sus estimaciones, podría cubrir a cerca de 600.000 trabajadores por cuenta propia, 50.000 de ellos en Galicia, y que incluye una ayuda específica para autónomos de temporada. Subrayó además «la solidaridad» que han demostrado tener los autónomos con su propio colectivo, puesto que «este preacuerdo recoge una situación que transmite el impacto que tendrá esta nueva regulación del cese a aquellos autónomos que por distintas circunstancias no han sido capaces de cotizar todo lo necesario al cese de actividad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno recupera el paro para los autónomos que tengan que cerrar por el virus, aunque rebaja su cuantía