Hacienda obliga a los extranjeros atrapados más de seis meses en España por el confinamiento a tributar aquí

Un matrimonio libanés que se vio forzado a permanecer en España el doble del período planeado al principio tendrá que hacer la declaración de la renta


Madrid / Colpisa

La escena es la siguiente: un matrimonio residente a efectos fiscales en el Líbano aterriza en enero en España con la intención de pasar tres meses en el país. Pero, en mitad de esa estancia, les pilla la declaración del estado de alarma y un confinamiento que los obligó a retrasar su vuelta al país árabe hasta el verano. Ante esa situación inesperada, plantearon una consulta a la Dirección General de Tributos, dependiente del Ministerio de Hacienda, para que les aclarase si los días que pasaron en España correspondientes a la vigencia del confinamiento obligado cuentan a efectos de determinar la residencia fiscal, teniendo en cuenta que no reciben rentas en España y que, en condiciones normales, no pasan más de seis meses al año en nuestro país.

En su respuesta, Hacienda destaca que el Líbano es uno de los territorios considerados por la legislación española como paraíso fiscal. Para, acto seguido, recordar que la normativa tributaria recoge que se entenderá que un contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando, entre otras circunstancias, permanezca más de 183 días durante un año natural en España. Y aclara que para determinar ese período de estancia en el país y que obliga a cumplir aquí con las obligaciones fiscales se computarán los días en los que estuvo en vigor el estado de alarma y las consiguientes restricciones a la movilidad (entre el 14 de marzo y el 21 de junio). «Si permanecieron más de 183 días en territorio español en el año 2020, serían considerados contribuyentes del IRPF», concluye

Tendrán que hacer declaración

Por tanto, el matrimonio libanés que se vio forzado a permanecer en España el doble del período planeado al principio de su viaje tendrá que hacer la declaración de la renta -y pagar, si le sale a ingresar- en España. Aunque solo si tuvieron que extender su estancia más allá del 21 de junio, puesto que entre el 1 de enero y el 21 de junio los días transcurridos no llegan a los 183: son 173.

La normativa española tiene especial cuidado con los residentes en países considerados paraísos fiscales. Para determinar que realmente viven allí, la Agencia Tributaria puede exigir que se acredite y pruebe la permanencia física en ese país durante 183 días en el año natural, como se hizo durante años con los grandes patrimonios que simulaban vivir en Andorra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hacienda obliga a los extranjeros atrapados más de seis meses en España por el confinamiento a tributar aquí