Endesa invierte 30 millones en la modernización del ciclo combinado de As Pontes

Las obras durarán dos meses y emplean a 280 trabajadores


ferrol / la voz

El auge de las energías renovables juega a favor del ciclo combinado de As Pontes, en plena expansión de sus capacidades. Antes a la sombra de su hermana mayor, la gran central de carbón que la transición energética ha dejado fuera de juego, esta instalación centra ahora los esfuerzos inversores de Endesa en el complejo. La central a gas se encuentra inmersa desde la semana pasada en la revisión programada de las instalaciones. Una parada que se aprovechará para acometer trabajos de modernización, con una inversión de casi 30 millones, aclara la compañía.

Las tareas se extenderán hasta el mes de noviembre -unos 60 días- y ocuparán a cerca de 280 personas ajenas a la empresa, principalmente vinculadas a firmas de energía y metal, razón esta que ha llevado a Endesa a poner en marcha un amplio dispositivo de medidas adicionales para prevenir los contagios por coronavirus.

La central de ciclo combinado de As Pontes tiene 850 megavatios de potencia instalada, lejos de los 1.400 de la térmica, en la que actualmente sigue en proceso la evaluación de las pruebas con la mezcla de carbón y biocombustibles. El objetivo, comprobar si garantizan la viabilidad técnica y económica de la producción, lo que permitiría revocar la solicitud de cierre presentada ante el Ministerio de Transición Energética. El funcionamiento del ciclo combinado es bien distinto: consume gas natural que llega a través de un gasoducto que enlaza con la regasificadora de Mugardos y respalda los numerosos parques eólicos instalados en el norte de Galicia.

Entre las labores de modernización que acometerá Endesa en estas instalaciones figura el adiós a la opción de consumir combustible líquido -fueloil- como sustituto del gas natural en caso de escasez de este último. «Tal carencia nunca se ha producido», aclaran desde la compañía, amén de que «esa posibilidad no sería ambientalmente sostenible».

También se actualizará el sistema de control de la central, que contará con nuevas capacidades para evitar ciberataques. Entre las actuaciones previstas, la firma energética incorporará una serie de mejoras para hacer la central más competitiva, «reduciendo los tiempos y los costes de arranque, ahora que el crecimiento de la eólica demanda grupos capaces de absorber los huecos de producción que las energías renovables no puedan cubrir». Para este mismo fin, se implementará una tecnología que permita mantener la turbina de vapor caliente en períodos de parada cortos, de forma que el arranque siguiente resulte «más rápido y eficiente».

Finalizados los trabajos, el ciclo combinado pontés, que cuenta con una plantilla directa de 35 empleados, quedará disponible para operar otras 24.000 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Endesa invierte 30 millones en la modernización del ciclo combinado de As Pontes