El Gobierno eleva las exoneraciones de los nuevos ERTE hasta el 85 %

Mejora las ayudas, pero insiste en limitarlas a actividades ligadas al turismo


Colpisa

El Gobierno busca desatascar la negociación sobre la nueva prórroga de los ERTE. Después de las duras críticas y reproches que estos últimos días le han llovido tanto desde la CEOE como incluso desde UGT, el Ministerio de Seguridad Social ha desvelado su propuesta concreta de exoneración de las cuotas de la Seguridad Social —uno de los temas más sensibles y espinosos— para las empresas afectadas por un expediente de regulación durante los próximos meses. La bonificación de las cuotas sobrepasará el 80 % y se situará «en el entorno del 85 %», según confirmaron fuentes cercanas a la negociación.

Se trata, por tanto, de una bonificación mucho más generosa que la que había en la actualidad: en este mes de septiembre la rebaja de las cotizaciones de los trabajadores que estaban con sus actividades suspendidas era del 35 % para las empresas de menos de 50 empleados y del 25 % para las más grandes. Las futuras bonificaciones de más del 80 % también variarán en función del tamaño de las empresas.

Sin embargo, esta oferta sigue sin satisfacer a la patronal, que reitera que el ministerio de Escrivá tiene que cambiar el diseño de las exoneraciones, de forma que las ayudas vayan dirigidas solo a los trabajadores en ERTE y no se premie con deducciones a los que se reincorporan, algo que, aseguran, mantienen, mientras el ministerio guarda silencio sobre esta cuestión.

Este está siendo uno de los grandes escollos de la negociación: la «cerrazón» —en palabras de UGT— de la Seguridad Social para delimitar las bonificaciones de los trabajadores que se reactivan como estímulo para la recuperación.

De julio a septiembre, las empresas en ERTE tienen una rebaja del 40 % de las cotizaciones de los trabajadores que incorporan, porcentaje que se eleva al 60 % para las más pequeñas.

Sectores más afectados

En lo que también insiste esta nueva propuesta del Gobierno es en focalizar las ayudas en los sectores más afectados, especialmente el turismo y el transporte aéreo y marítimo, aunque también se incluye, por ejemplo, el teatro. Se haría un listado, que aún esta en fase de redacción, con las actividades que sí se incluirían en estas ayudas. Pero, además, de estas mismas condiciones se beneficiarían aquellas empresas dependientes de esos sectores, que formen parte de su cadena de valor. Para ello tendrán que demostrar su vinculación a estas actividades protegidas y una caída de facturación «importante», que probablemente sería superior al 50 %, según una de las propuestas que se ha manejado. Este sería el caso, por ejemplo, de una tintorería que trabaja para un hotel o una empresa de cátering.

Asimismo, desde el Ejecutivo se comprometen a tener «máxima flexibilidad» para autorizar los ERTE por rebrote, que se han concebido para las empresas que se vean afectadas por alguna medida de restricción debido a un empeoramiento de la pandemia.

Desde el Gobierno estiman que con estas medidas quedarían protegidos «la mayoría» de los trabajadores que siguen en ERTE, más de 700.000 en la actualidad. Sin embargo, desde el sindicato USO denuncian que con esta sectorialización más de medio millón de trabajadores se quedarían fuera, ya que esta clasificación «arbitraria» excluye al comercio y la hostelería, dos de los más afectados. Tampoco protegería al transporte terrestre (autobuses, taxis...). Por su parte, la Confederación Española de Comercio (CEC) alerta de que excluirlos de los ERTE abocará a cerrar más de la mitad de negocios.

El Gobierno mantendrá el escudo protector de los ERTE hasta el 2021

c. porteiro

Estudian su extensión hasta el mes de enero y reactivar el contador del paro

A quince días de que expire la prórroga de los ERTE, Gobierno, sindicatos y patronales apuran las negociaciones para cerrar un acuerdo con el que mantener el oxígeno al tejido productivo. Los rebrotes, la caída de la facturación en la campaña de verano y los problemas de liquidez de las empresas obligarán a mantener desplegado este escudo protector más allá de la Navidad para evitar que el apagón temporal de la actividad se traduzca en cierres definitivos. A pesar de las diferencias, el Gobierno confía en que habrá fumata blanca esta semana.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno eleva las exoneraciones de los nuevos ERTE hasta el 85 %