Última oportunidad para cobrar el rescate

Los contribuyentes españoles recuperarán a lo sumo un 25 % de las ayudas públicas inyectadas


redacción / la voz

Bankia protagonizó en el 2012 el mayor rescate financiero de la historia de España: nada menos que 22.424 millones de euros fueron bombeados hacia la entidad -que entonces contaba con siete millones de clientes y más de 350.000 inversores- para mantener a flote el sistema financiero. La factura para los contribuyentes españoles se saldó con pérdidas millonarias para inversores y preferentistas y un largo período de amargos recortes para devolver el dinero que hubo que pedir a Europa. De los 41.333 millones de euros que desembolsó el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), más de la mitad fueron a parar a Bankia. Y, por su puesto, llegaron acompañados de un pliego de duras condiciones. No solo en torno a los recortes de estructura, también con la condición de privatizar la entidad que, a estas alturas, sigue mayoritariamente en manos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Año a año el Gobierno ha ido aplazando su venta a la espera de una ventana de oportunidad que nunca llegó. El entorno de bajos tipos de interés y la baja rentabilidad bancaria convirtió la operación en una travesía por el desierto que solo ofrecía dos alternativas: vender la entidad a precio de saldo y renunciar a recuperar el dinero público invertido en su saneamiento o exprimir el calendario a la espera de un milagro. Se optó por lo segundo.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Última oportunidad para cobrar el rescate