Unidas Podemos se opone a la unión de los dos bancos, y defiende una Bankia pública

La formación morada califica la califica la noticia de «preocupante para la economía española»


Madrid / Colpisa

La operación de fusión entre Bankia y CaixaBank tiene muchas aristas políticas, que van desde la determinación del lugar en que se encontrará su sede, lo que se entremezcla con el sempiterno conflicto territorial español, a las diferentes posiciones que sobre el banco participado por el Estado han mantenido los partidos que forman parte del Gobierno de coalición.

Unidas Podemos ha defendido de manera reiterada la existencia de un banco público en España a partir de Bankia, que está controlado por el Estado en más de un 60 %. En el programa electoral de los comicios de noviembre la coalición electoral en la que participan Podemos e Izquierda Unida reclamaba que había que evitar la privatización de la entidad y que debía ejercer como banco estatal. Pero, desde que Unidas Podemos entró en el Gobierno, su posición se había venido modulando. Y ya el pasado mes de febrero, el vicepresidente Pablo Iglesias afirmó que él y el presidente Pedro Sánchez estaban de acuerdo en que «tiene que haber una banca pública» en España, pero no mencionó a Bankia, sino al Instituto de Crédito Oficial (ICO). Pero la negociación de la fusión de Bankia y CaixaBank ha hecho recuperar a Unidas Podemos su antiguo espíritu. El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, calificó este viernes la noticia de «preocupante para la economía española». En su opinión, «la oligopolización del sector financiero no es una buena noticia para la competencia del mercado, ni para la propia estabilidad del sector financiero». Aludió también al riesgo de tener «entidades financieras ‘demasiado grandes para quebrar'». Y se refirió a las posibles repercusiones sobre el empleo: «No es este precisamente un buen momento para posibles despidos de trabajadores, en un contexto de alto desempleo».

CaixaBank y Bankia negocian su fusión para crear el mayor banco de España

La Voz

Se trataría de la mayor operación en el sector bancario español en dos décadas. La entidad resultante tendría unos activos de más de 664.027 millones, 6.600 sucursales y una plantilla de más de 51.000 empleados

CaixaBank y Bankia estudian emprender un proceso de fusión con el fin de aumentar su rentabilidad ante la crisis provocada por la pandemia del covid-19. Por el momento, ambas entidades -tercera y cuarta por tamaño del sector financiero español- se limitaban a confirmar en la noche del jueves que están en negociaciones para analizar una fusión entre ambas entidades. No han dado detalles de la operación, que si se produce sería una de las mayores fusiones bancarias de los últimos años. La unión daría lugar al primer banco español con activos por importe de 664.027 millones de euros, al sumar los 445.572 millones del banco catalán y los 218.455 millones de Bankia, unas 6.600 sucursales (4.400 la entidad de origen catalán y más de 2.200 la entidad nacionalizada) y una plantilla conjunta superior a los 51.000 empleados (casi 35.600 CaixaBank y unos 16.000 Bankia) , lo que propiciaría significativas sinergias, como recuerda Efe.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Unidas Podemos se opone a la unión de los dos bancos, y defiende una Bankia pública