España sufre el mayor retroceso del PIB de la OCDE, solo por detrás del Reino Unido

El grupo de países más prósperos del mundo entra en recesión con una contracción récord del 9,8 %


madrid / colpisa

Los países de la OCDE sufrieron una contracción del PIB del 9,8 % en el segundo trimestre del año, un hundimiento sin precedentes. Este histórico desplome, provocado por la pandemia y las medidas de confinamiento establecidas por los Gobiernos para frenar la expansión del virus, es significativamente más abultado que el sufrido en el primer trimestre de 2009, en lo peor de la crisis financiera tras la caída de Lehman Brother's, cuando el retroceso fue del 2,3 %.

El club de los países más prósperos del mundo entra, de esta manera, en recesión técnica, puesto que en el primer trimestre su PIB ya había caído un 1,8 %.

Entre las principales economías del mundo, el desplome más dramático registrado entre abril y junio tuvo lugar en el Reino Unido (-20,4 %). Inmediatamente después, se colocó España, con su descenso del 18,5%. Se trata de caídas que en un caso más que duplica y en el otro casi multiplica por dos la registrada en el conjunto de los países de la OCDE. Pero si bien el descalabro británico en el segundo trimestre viene después de una contracción del 2,2 %; en el caso español, el PIB ya había retrocedido un 5,2% en los tres meses anteriores. Tras España, se colocó México, con un descenso en su PIB del 17,3 % entre abril y junio. Y, después, dos países europeos, Hungría y Portugal, con caídas del 14,5 y del 14,1 %, respectivamente. En Francia, donde las medidas de confinamiento para hacer frente a la pandemia se encontraron también entre las más severas del mundo, el PIB cayó un 13,8% entre abril y junio, tras haberse contraído un 5,9% en el trimestre anterior.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España sufre el mayor retroceso del PIB de la OCDE, solo por detrás del Reino Unido