La economía española saca músculo tras los meses de confinamiento

La Airef apunta a un crecimiento del 15,2 % del PIB en el tercer trimestre


redacción / la voz

Las fábricas, los comercios, los bares o laboratorios van recuperando el pulso. Y lo hacen con fuerza después de decretar el fin del estado de alarma. Los cálculos iniciales de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) apuntan a una recuperación del 15,2 % del PIB entre los meses de julio y septiembre, tras encadenar pérdidas del 5,2 % y del 18,5 % en los dos primeros trimestres del año.

Aunque las estimaciones pueden sufrir cambios en función de cómo evolucionen los brotes y la eventual implantación de medidas más o menos estrictas de contención, el organismo arroja un rayo de optimismo sobre la economía española, que podría cubrir casi la mitad de las pérdidas acumuladas en el 2020. No obstante, el vigor con el que han arrancado factorías y negocios será insuficiente para cubrir el agujero que ha dejado el período de hibernación. Habrá que insuflar más energía al tejido productivo para recuperar los 33.612 millones de euros que restan para poner la cuenta a cero. Y esa es una tarea tan compleja como frágil. En primer lugar porque hay sectores que no pueden volver al modelo que explotaban antes de la pandemia, como el turístico. La patronal fija las pérdidas en 83.000 millones de euros y da la temporada por perdida. Otro factor que añade incertidumbre es la gestión sanitaria. Si los contagios repuntan en áreas industrializadas estratégicas, obligando a decretar nuevos cierres empresariales, el golpe podría ser demoledor para la reactivación de las plantas y negocios. 

Tirón industrial

La industria, anémica tras los meses de apagón, vuelve a sacar músculo. Según datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el sector creció un 14 % en el mes de junio respecto al mes de mayo, cuando se anotó otra subida del 14,3 %. A pesar de las buenas cifras, sigue un 9,6 % por debajo del PIB de hace un año. Las cabezas tractoras del sector vuelven a ser las industrias de bienes de consumo duradero, que crecieron un 38 %, y las de bienes de equipo, con un alza del 31 %. La actividad más dinámica en la recuperación es la confección de prendas de vestir que se anotó un crecimiento mensual del 168 %, aunque ha perdido un 34 % desde el año pasado. Las factorías automovilísticas le van a la zaga. La fabricación de automóviles aumentó en el mes de junio un 96 %, aunque también fue la actividad más damnificada en abril con un desplome del 92 %. 

Motor gallego

La sorpresa la dio ayer Galicia porque a pesar de que la actividad industrial cayó en junio (10,6 %) por encima de la media española (9,6 %) -la comunidad es la octava en términos de crecimiento-, la producción de vehículos a motor se disparó un 18 % respecto al mismo período del 2019. Con la factoría de PSA Vigo trabajando a medio gas, todo apunta hacia la empresa compostelana Urovesa, a la que el Ministerio de Defensa le ha encargado la fabricación a lo largo de los próximos seis años de 700 vehículos militares por 146 millones de euros. A esta partida se suman los contratos de venta en marcha que acapara en mercados extranjeros.

Los peores registros los anotaron las factorías de productos metálicos (-26,3 %), las de bebidas (-44,6 %) y la industria de la alimentación (-12,2 %). No tanto por la profundidad de la caída como por su repercusión para el conjunto de la economía gallega.

La pandemia volatiliza en España más de 73.000 millones de riqueza hasta junio

Ana Balseiro

Seis años después, el país vuelve a la recesión tras una caída histórica del PIB del 18,5 %

No por esperado, el golpe ha sido menor. La pandemia ha volatizado en España más de 73.000 millones de riqueza, ya que -debido al confinamiento y la hibernación forzosa de la actividad para controlar la expansión del virus- el producto interior bruto del país quedó reducido en la primera mitad del año a algo menos de 545.000 millones de euros, frente a los casi 618.000 del mismo período del 2019. La actividad frisó los 245.000 millones en el segundo trimestre, muy lejos de los más de 300.000 millones que el PIB marcó en cada cuarto del pasado año, con una economía libre de las restricciones a las que ahora obliga la enfermedad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La economía española saca músculo tras los meses de confinamiento