Una derrama en ciernes: todos los pisos deberán tener contador de calefacción

Los edificios anteriores a 1998 dispondrán de dos a tres años para la obra

Los edificios en los que no sea viable la reforma sí tendrán que colocar en cada radiador repartidores de costes, como el de la imagen
Los edificios en los que no sea viable la reforma sí tendrán que colocar en cada radiador repartidores de costes, como el de la imagen

redacción / la voz

Desde hace 22 años, cada vivienda que se construye tiene que disponer de su propio contador individual del consumo de calefacción y de agua caliente. De esa manera, cada ciudadano decide cuándo enciende los radiadores y solo paga por lo que gasta. Algo que parece lógico. Sin embargo, cientos de inmuebles levantados con anterioridad a 1998 comparten sistemas de calefacción y refrigeración central y sus propietarios aún se reparten a medias el coste total comunitario. Estas instalaciones obsoletas no permiten siquiera regular el calor que sale de los radiadores en cada piso. Y si la comunidad decide encenderlos en octubre y apagarlos en mayo, pues se abren las ventanas para refrescar la vivienda si el calor aprieta en el exterior en pleno invierno. Todo un despilfarro de energía y de dinero que tiene los meses contados.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee sin límites las noticias de La Voz, accede a los contenidos exclusivos y disfruta de la lectura sin publicidad intrusiva, gratis durante los próximos 30 días
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Una derrama en ciernes: todos los pisos deberán tener contador de calefacción