El IPC regresa al terreno negativo arrastrado por el turismo y la hostelería

La inflación bajó en julio un 0,6 % en tasa interanual


La caída de los precios del turismo y la hostelería en un verano completamente afectado por la pandemia ha provocado que la inflación bajara en el mes de julio el 0,6 % en tasa interanual, tres décimas más con respecto al descenso del 0,3 % de junio. Con estas cifras sobre la mesa, los analistas advierten de que el Índice de Precios al Consumo (IPC) puede seguir cayendo en caso de que se registren rebrotes.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) adelantó ayer el dato del IPC, que muestra un retroceso del 0,6 % en julio empujado por la caída de la actividad turística y sus precios, que hace un año experimentaban un aumento. También han influido a la baja los costes de la alimentación, que disminuyeron con respecto a los registrados hace un año. En sentido contrario, el INE destaca que los precios de los carburantes y lubricantes protagonizaron una subida mayor que la registrada en el mismo mes del 2019. Tras la finalización del estado de alarma, en julio se ha retomado la recogida presencial de los precios, pero todavía se ofrecen los datos de los grupos especiales de bienes y servicios covid-19 (entre los que se incluyen alimentación, tabaco o limpieza), creados para ver la evolución de los más consumidos por los hogares durante el confinamiento. Los bienes de esta categoría subieron un 1,8 % interanual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El IPC regresa al terreno negativo arrastrado por el turismo y la hostelería