El sector turístico anticipa pérdidas adicionales de 8.700 millones por las limitaciones a los viajes a España

C. V. MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

Óscar Cañas | Europa Press

Advierten que los 725.000 empleos que ya estaban en riesgo pueden acabar siendo muchos más a finales de año

08 ago 2020 . Actualizado a las 17:21 h.

«Esto es la puntilla para una temporada agónica», afirma José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de la patronal turística Exceltur, en alusión a las medidas adoptadas por varios Gobiernos europeos para limitar los viajes a España. Noruega, Bélgica o Francia han impuesto en los últimos días restricciones o han desaconsejado desplazarse a España. Aunque la mayor preocupación llegó con la cuarentena de dos semanas decretada por el Reino Unido. No en vano, el año pasado, 18,1 millones de británicos visitaron España, muy por delante de los once millones de alemanes, otros tantos franceses o los 5,5 millones de turistas de países nórdicos.

Según Zoreda, el turismo británico entre julio y septiembre es determinante para Baleares y Canarias, pero también para la Costa Blanca o la Costa del Sol. Por ello, después de que el Gobierno afirmase ayer que trabaja para que el Reino Unido excluya de la cuarentena a los dos archipiélagos, otras comunidades, entre ellas Andalucía y Valencia, pero también Galicia, presionaron para que se incluya dentro de esa negociación a otros destinos con buenas cifras sanitarias.

Antes de este último fin de semana en el que se multiplicaron las restricciones, el sector ya estaba muy maltrecho. Zoreda calcula que estaba operando a un tercio de los niveles del 2019. Si en el primer semestre el sector dejó de ingresar 43.000 millones, antes de las nuevas cuarentenas se esperaba un descenso de otros 40.000 millones para el segundo semestre. Ello, para todo el 2020, supone un recorte de los ingresos del 54 % interanual. Si bien aquí ya se incluía que el turismo internacional iba a estar más rezagado, por la menor propensión a viajar que ha traído consigo la pandemia, la reducción adicional en el número de viajeros que provocarán las nuevas limitaciones deja en el aire otros 8.700 millones de negocio. En concreto, los más de 4.500 millones que dejaron los visitantes británicos entre agosto y septiembre del 2019, los 2.200 millones de los franceses, 1.000 de los holandeses, 600 de los belgas y otros 300 procedentes de Noruega.