Europa sella un acuerdo histórico y alumbra el fondo de reconstrucción

España recibirá 140.000 millones, de los que 72.700 millones serán ayudas a fondo perdido.

Sánchez charla con Merkel y Mitsotakis
Sánchez charla con Merkel y Mitsotakis EFE

redacción

La cumbre de todas las cumbres (tanto o más compleja que la que en el 2015 salvó el euro). La que había de alumbrar el mayor paquete financiero de la historia de la Unión y el presupuesto plurianual del club para los próximos siete años, acabó por fin en acuerdo.

Perdida la cuenta de horas de discusiones, bilaterales y confesionarios, los Veintisiete se sentaban juntos a última hora de la noche con un talante distinto; vislumbrando la salida al túnel y con el ala dura ya más controlada. Sobre la mesa, una nueva propuesta del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. El que la sigue, la consigue, y el belga persistente es. Deal, anunciaba en inglés en un escueto tuit a las 5.30 de la madrugada.

En el pacto, recogidas muchas de las exigencias de los llamados frugales, con Holanda a la cabeza. Un fondo sin recortes respecto a la idea primigenia, de 750.000 millones, desembolsables en un 70 % entre el 2021 y 2022, para disgusto de los halcones; pero con solo 390.000 millones de ayudas a fondo perdido (los otros 360.000 millones, en préstamos), para desagrado de los más golpeados por la pandemia. El punto de partida era medio billón de euros en transferencias directas, ayudas que no hay que devolver y que no computan en las cuentas públicas, ni en el déficit ni en la deuda de quienes las reciben.

Y, por primera vez en la historia, el club se endeudará para financiar ese multimillonario estímulo económico. Nunca antes la UE se había adentrado tanto en la senda de la unión fiscal. La emisión de deuda de la Comisión Europea para sustanciarlo (al margen de otros ingresos) comenzaría a enjugarse a partir del 2026, y así hasta el 31 de diciembre del 2058. Una búsqueda de financiación en los mercados (la más colosal en la historia de la UE) a la que el norte se ha resistido durante años como gato panza arriba, pero que en los últimos tiempos tenía asumida.Desde hace meses

En el capítulos de las condiciones para recibir la ayuda, regirá el llamado «freno de emergencia», que en la práctica da a un país (solo o en compañía de otros) la posibilidad de tirar de él contra uno de sus socios. El matiz de la redacción está en el «excepcionalmente». Solo se hará si se considera que «hay graves desviaciones» en cuanto al cumplimiento de los distintos hitos que se marquen con cada desembolso, o en «los objetivos que sean pertinentes». La solicitud de estudio de dicho conflicto se tendrá que cursar al presidente del Consejo Europeo, que lo llevará a una cumbre. Una concesión parcial a los Países Bajos y sus acólitos. Porque, en todo caso, los desembolsos dudosos se resuelven por mayoría, no por unanimidad.

El paquete de Recuperación y Resiliencia —el capítulo clave del plan— se elevaría a los 672.500 millones de euros, desde los 560.000 millones iniciales; habría 312.500 en subsidios y 360.000 en créditos. Y en lo referente al presupuesto plurianual a siete años, del que cuelga todo el proyecto, se mantiene como cifra absoluta los 1,07 billones de euros. Es la inicialmente planteada por Michel y que ya recortaba en un 2% la de la Comisión Europea, que abogaba por 1,1 billones. Así que menos dinero que desembolsar, otra exigencia perenne del norte.

Además, los frugales ven incrementados los rebates o cheques para compensar la diferencia entre su mayor aportación al presupuesto y lo que requieren de él. Así, Dinamarca, amarraría 322 millones de euros (125 más), Alemania, 3.671 (sin cambios), Países Bajos, 1.921 (345 de incremento), Austria, 565 (328 al alza) y Suecia otros 1.069 (271 más).

Sánchez, «satisfecho al 95 %»

De la cifra total, España recibirá 140.000 millones, de los cuales 72.700 millones serán ayudas a fondo perdido, lo que en la práctica supone casi 5.000 millones menos en subsidios no reembolsables. Lo anunciaba hace unas horas el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien se mostraba «satisfecho al 95 %» con el acuerdo.

«El esfuerzo ha sido extenuante pero el resultado es exitoso, ha merecido la pena. Europa está dando un paso de gigante», celebraba Sánchez en una rueda de prensa en la capital europea tras concluir las negociaciones a Veintisiete.

¿En qué consiste el plan de recuperación tras la pandemia acordado por la Unión Europea?

La Voz

España calcula que le corresponderán unos 140.000 millones de euros del fondo, de los que 72.700 millones serán ayudas directas

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea llegaron en la madrugada de este martes a un acuerdo histórico para poner en marcha un plan billonario destinado a sacar a la economía europea de la profunda recesión en que la ha sumido el coronavirus.

¿En qué consiste el plan?

El plan se basa en dos pilares: el presupuesto plurianual para el periodo 2021-2027, que estará dotado con 1.074 billones de euros millones de euros, y un fondo de recuperación que contará con 750.000 millones de euros para conceder ayudas a los Veintisiete entre 2021 y 2023.

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Europa sella un acuerdo histórico y alumbra el fondo de reconstrucción