La era del dinero mágico

Sebastian Mallaby FOREIGN AFFAIRS

ECONOMÍA

La pandemia da alas al gasto público de los poderosos y santifica el déficit

25 jul 2020 . Actualizado a las 17:55 h.

Las crisis pueden impulsar cambios, pero a veces se necesitan dos para consolidar una transformación. Por sí sola, la Gran Depresión marcó el comienzo del New Deal, casi triplicando el gasto federal de EE.UU. Pero fue necesario sufrir la Segunda Guerra Mundial para disparar el gasto federal, consolidando el papel del Estado en la economía estadounidense.

Actualmente, los países desarrollados están experimentando la segunda ola de un doble shock especialmente potente. Tomadas individualmente, la crisis financiera del 2008 o la pandemia del 2020 habrían sido suficientes para cambiar las finanzas públicas, impulsando a los Gobiernos a crear y pedir dinero prestado. Combinadas, estas dos crisis están preparadas para transformar el poder adquisitivo del Estado. Una nueva era de Gobierno asertivo y de señales expansivas. Llamémosle la era del dinero mágico.

Esta doble conmoción cambiará el equilibrio de poderes en el el mundo, porque sus efectos variarán a través de los países, dependiendo de la credibilidad y de la cohesión de las instituciones económicas de cada uno de ellos. Japón, con una larga historia de baja inflación y un banco central competente, ya ha mostrado que puede solicitar y gastar mucho más allá de lo que se hubiera esperado, dados sus altos niveles de deuda pública. El Reino Unido, que cuenta con un preocupante déficit comercial pero una sólida tradición de finanzas públicas saneadas, debería ser capaz de manejar una expansión del gasto sin tener que afrontar consecuencias adversas. La eurozona, una complicada mezcla entre federación económica y disputas de Estados, lo tendrá más complicado. Su reacción será más lenta a la hora de explotar las nuevas oportunidades. Las economías emergentes, que resistieron la crisis del 2008, entrarán en una fase complicada. Y los Estados más débiles, sucumbirán ante las crisis de deuda.