El Gobierno aprueba hoy un fondo de 10.000 millones para rescatar empresas

Dará luz verde a 40.000 millones más en avales, el renove y el germen de otro pacto laboral


madrid / colpisa

La dicotomía entre salud y economía que tantos quebraderos de cabeza dio al Gobierno para configurar el desconfinamiento va tomando cada día más posiciones a favor de la actividad social, empresarial y laboral, una vez superado lo peor de la pandemia. Con el verano meteorológico a pleno rendimiento, el Gobierno ha decidido reanudar una serie de iniciativas para aprovechar el tirón más o menos fuerte que pueda tener el país en estas semanas, claves para muchos sectores. El Ejecutivo ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario para este viernes con un único vector: la economía.

El Ejecutivo quiere dar la mayor relevancia pública posible al encuentro, por lo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado un acto con los líderes de las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CC.OO. y UGT en la Moncloa.

En la Presidencia firmarán un «pacto de reactivación económica y por el empleo». Su contenido es aún difuso, pero supone el primer paso para iniciar la negociación en materia laboral, aunque también en otros campos. El acuerdo llega después de los dos alcanzados con los ERTE, así como el del salario mínimo de enero.

Lo que sí aprobará el Consejo de Ministros será una edición renovada de las líneas de financiación avaladas por el Estado a través del ICO. El Ejecutivo creará un fondo dotado con 10.000 millones para rescatar empresas con problemas de solvencia, así como otro para la creación de una nueva línea de avales de hasta 40.000 millones para impulsar la inversión empresarial.

Inyección para invertir

Hasta ahora, los avales del ICO -por hasta 100.000 millones garantizados por la Administración- habían servido para dotar de liquidez y circulante a las empresas. Ese programa sigue en vigor. Pero, al mismo tiempo y de forma independiente, el Ministerio de Economía considera que ahora es momento de inyectar esos avales para operaciones que permitan motivar la actividad y la reinvención de los negocios.

El fondo de rescate dependerá de la SEPI, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, adscrita al Ministerio de Hacienda, y permitirá que el Estado entre de forma transitoria en el capital de empresas privadas viables que presenten problemas de solvencia generados por la crisis del coronavirus.

Los 10.000 millones con los que estará dotado servirán para apoyar a las compañías mediante la compra de acciones, deuda o cualquier otro instrumento convertible en capital, siempre que las empresas lo soliciten antes y como último recurso.

El Consejo de Ministros también aprobará previsiblemente el decreto por el que se regulan las ayudas para la adquisición de vehículos nuevos a cambio de la entrega de uno antiguo con más de diez años de vida.

El conocido popularmente como plan renove' verá la luz tres semanas después de que Pedro Sánchez lo presentara en el marco del Plan de Impulso a la Automoción.

250 millones

Esta edición del renove estará dotada con 250 millones de euros, que se sumarán a los 100 millones del Moves para eléctricos, después de que las matriculaciones acumulen un descenso del 50 % en lo que va de año con 340.000 vehículos comercializados desde enero. Las ayudas priorizarán los modelos eficientes, de forma que la adquisición de turismos con etiqueta Cero se subvencionará con 4.000 euros, mientras que si se compra un modelo Eco se recibirán entre 600 y 1.000 euros y entre 400 y 800 euros si tiene etiqueta C (diésel y gasolina). Las pymes, recibirán 3.200 euros para los Cero, entre 500 y 800 euros para los Eco y de entre 350 y 650 euros para los C.

Sánchez subirá impuestos a las grandes empresas y el IRPF a las rentas altas

M. E. Alonso

Ve «inevitable» una reforma fiscal para aliviar las arcas públicas tras el virus

La crisis del coronavirus no ha cambiado los planes económicos del Gobierno de coalición que prepara ya una reforma fiscal con una subida del IRPF en los últimos tramos -a las rentas altas- y un aumento del tipo del impuesto de sociedades para las grandes corporaciones. La pandemia ha hecho saltar las «costuras fiscales» y, en ese contexto, el reajuste en la cesta de impuestos «es inevitable», afirmó ayer Pedro Sánchez.

El jefe del Ejecutivo justificó esta reforma como la única vía para robustecer el Estado del bienestar y poder contar con un sistema de salud público «extraordinario» en línea con el de los países nórdicos. La reforma, según explicó en la Sexta, irá acompasada con el crecimiento económico, y contribuirá a reducir los siete puntos de presión fiscal que separan a España del resto de la Unión Europea. «Lo haremos -aseguró- con justicia social».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno aprueba hoy un fondo de 10.000 millones para rescatar empresas