Los gallegos que ganan más de 600.000 euros suben un 151 % en un lustro

Uno de cada cuatro ciudadanos tiene ingresos modestos, de entre 12.000 y 21.000 euros


madrid / lA voz

La crisis del coronavirus ha cortado en seco la recuperación económica del último lustro, a tenor de las cifras que arroja la estadística de declarantes del IRPF correspondiente al 2018 y publicada ayer por la Agencia Tributaria. Confirma que desde el 2013 los españoles incrementaron sus ingresos por rendimientos del trabajo, aunque no de modo homogéneo, ya que los tramos de renta superiores -con un porcentaje residual de contribuyentes- fueron los que más crecieron en número. Así, 364 gallegos (el 0,03 % del total) ganaron más de 600.000 euros en el ejercicio fiscal del 2018 frente a los 145 de un lustro antes, lo que supone un incremento del 151 %. La evolución en España fue idéntica, ya que los 11.367 contribuyentes del tramo más alto se dispararon un 150 % respecto al 2013 y un 21,6 % en el último año.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Los gallegos que ganan más de 600.000 euros suben un 151 % en un lustro