Los carburantes remontan a las puertas de las vacaciones

Gasolina y gasoil cuestan un 8 % más que hace un mes, pero siguen un 12 % más bajos que hace un año


redacción / la voz

El confinamiento de la población durante casi tres meses -aunque con varias fases de libertad- derrumbó el consumo de carburantes de automoción a niveles que dejaron boquiabiertas a las estaciones de servicio: de un 70 % en Galicia, según la Federación Gallega de Estaciones de Servicio (Fegaes).

Esa brusca caída de la demanda provocó a su vez un hundimiento de los precios de los carburantes, arrastrados también por la brusca depresión de las cotizaciones internacionales del petróleo, tanto del europeo como del estadounidense (que incluso tocó precios negativos). De hecho, estuvieron casi de saldo justo mientras buena parte de los conductores permanecían recluidos en sus casas y no podían sacar provecho de la situación. La curva enfiló el camino descendente en marzo, y no comenzó a remontar hasta junio, como se puede apreciar en el gráfico que acompaña esta información.

El suelo lo tocaron especialmente en mayo. De acuerdo con los datos del portal de hidrocarburos del Ministerio para la Transición Ecológica, el precio medio del litro de gasolina el mes pasado en la comunidad se quedó en 1,08 euros, aunque hubo semanas en que bajó del euro, coste al que cerró el gasoil.

Sin embargo, los combustibles han emprendido su propia desescalada con una remontada a las puertas de las vacaciones de verano. De modo que la gasolina estaba a finales de esta semana un 8 % más cara en Galicia que hace un mes, mientras que el precio del gasoil se ha recuperado un 7 %. Son incrementos nada desdeñables en tan poco tiempo, pero, sin embargo, están aún lejos de alcanzar los costes previos a la crisis sanitaria. En comparación con junio del 2019, por ejemplo, la gasolina se vende en la comunidad un 12 % más barata, y el gasoil, un 13. Porcentajes parecidos arroja una comparativa con las cotizaciones de principios de año.

El presidente de Fegaes, Benigno Redondo, es optimista y considera que «si todo va bien en Galicia, se podrá llegar a la normalidad en el consumo de carburantes después del verano» y seguramente también de precios.

Según la federación gallega de gasolineras, los únicos grupos de consumo que presentaron valores positivos durante el confinamiento de la población con respecto al año anterior fueron los de gasoil B para uso agrícola que se incrementó en un 52,8 % con respecto a abril del 2019 y el de gasoil para calefacción, propiciado por el confinamiento de miles de familias en sus domicilios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los carburantes remontan a las puertas de las vacaciones