Hacienda aprovecha la pandemia para retomar su guerra al efectivo

Lucía Palacios MADRID /COLPISA

ECONOMÍA

MATTHIAS BALK

Busca limitar los pagos en metálico a 1.000 euros, mientras el PSOE propone en el Congreso eliminar los billetes y monedas

13 jun 2020 . Actualizado a las 21:07 h.

El fin del dinero en efectivo podría estar cada vez más cerca. La pandemia del covid-19 ha mudado repentinamente hábitos que estaban arraigados entre los españoles, entre ellos el del pago en metálico. Durante este período de confinamiento se ha estado utilizando mayoritariamente la tarjeta de crédito, al considerarse un método más seguro (aunque análisis realizados por el BCE mostraron que la supervivencia del virus en los billetes en sensiblemente inferior respecto a otras superficies).

Aprovechando este cambio de usos, el PSOE pretende acabar con los pago en efectivo de forma gradual. Más en concreto, los socialistas, a través de una proposición no de ley en el Congreso, proponen la «eliminación gradual del pago en efectivo, con el horizonte de su desaparición definitiva».

Este proyecto se encuentra, no obstante, en una fase muy inicial y no tiene más desarrollo por el momento, pero deja clara la intención del Gobierno de acelerar el fin del cash con la excusa de la crisis sanitaria, aunque con el objetivo último de reducir el fraude.