¿Dónde están los 908 millones que Inditex tenía en caja?

Crónica económica


La Voz

Inditex presentó esta semana los resultados de su primer trimestre (febrero-abril), que reflejaron los efectos de la pandemia. Destaca el comportamiento de estas variables.

Primera: El covid-19 le pasó factura a la multinacional, que hizo frente a unas pérdidas de 409 millones de euros, provocadas por el cierre de mercados (llegó a tener que bajar la verja del 88% de sus tiendas) y, por consiguiente, por una brusca caída de ingresos.

Segunda: En este contexto de confinamiento total en los mercados más importantes para la compañía, las ventas «solo» cayeron un 44 %. Ocurrió que Inditex puso en marcha su maquinaria on-line, cuya facturación creció un 50 % respecto al mismo período del año pasado.

Tercera: La empresa respondió a la pandemia con una inversión millonaria entre el 2020 y el 2022. Destinará 1.000 millones para impulsar la actividad on-line y otros 1.700 para una actuación en la plataforma integrada de tiendas, que permitirá a los clientes entrar en un establecimiento y, por ejemplo, saber exactamente cuál es el stock de un producto, dónde se puede encontrar, reservar hora para los probadores o hacer un pedido tomándose un café y recogerlo en la tienda más próxima. Si el cliente quiere pasará por caja a pagarlo o tendrá la opción de abonarlo directamente a través de la aplicación.

Cuarta: Es necesario puntualizar que las pérdidas de 409 millones hubiesen sido de 175 si no se hubiesen provisionado 308 millones para la ejecución del plan de impulso del canal on-line y la actualización de tiendas.

Quinta: La posición financiera de Inditex sigue siendo envidiable, porque la compañía dispone en su caja de 5.752 millones listos para proceder a cualquier inversión.

Y sexta: Sin embargo, esos fondos han descendido en 908 millones de euros respecto al año anterior -con anterioridad siempre crecían-, y ahí radica la pregunta: a qué se destinó ese importe? El interés radica en que todos tenemos en mente que la compañía utilizó recursos para la adquisición de material sanitario que entregó directamente al Gobierno de España, que habilitó corredores sanitarios en los peores momentos de la pandemia y que no hizo un ERTE en su plantilla.

Para intentar dar una respuesta a la pregunta, podemos analizar en detalle la cuenta de pérdidas y ganancias, pero debemos intentar visualizar la caja como un contenedor en el que se registra la entrada y salida de dinero. Pues bien, vemos que la compañía ingresó 2.600 millones menos (no entraron en caja). Pero, al mismo tiempo, redujo la compra de prendas en 1.028 millones (no salieron de caja). Por lo tanto, la diferencia se eleva a 1.572 millones. Como los gastos de explotación también los redujo en 400 millones, la cantidad resultante se sitúa en 1.172 millones. No tenemos en cuenta las amortizaciones y apreciaciones (aquí están los alquileres, que la multinacional está renegociando) porque se mantienen prácticamente estables. Así que tenemos 1.172 millones que entraron menos en caja. Sería fácil restar aquellos 900 millones a estos 1.172, y decir que la resultante sirvió para pagar mascarillas y respiradores. Pero no es el camino, porque este contenedor tiene otro tipo de movimientos, como el pago a proveedores o a Hacienda, y lo único que tenemos de él es una foto fija a día 30 de abril. Con lo cual, conocer el estado del flujo de caja se plantea imposible, y también resulta imposible afirmar que la multinacional, cuyos costes laborales superan los 1.000 millones cada trimestre, estaría en beneficios si no hubiese aportado recursos para la adquisición de material sanitario o se hubiese aprovechado de los ERTE que puso en marcha el Gobierno. Así que yo no puedo ir más allá e Inditex prefiere no decirlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

¿Dónde están los 908 millones que Inditex tenía en caja?