Las aerolíneas relajan los recargos y trabas al cambio de billetes para salvar la temporada

Iberia permitirá cambiar sin coste los billetes comprados hasta el 30 de junio por otro pasaje para este año y Ryanair hará lo mismo con las reservas para julio y agosto, pero sin modificar el destino


Madrid / Colpisa

Las compañías aéreas siempre se han caracterizado por su falta de flexibilidad a la hora de permitir cambios en un billete, a no ser que previamente se hubiera elegido una tarifa que lo permitiera, que por su sobrecoste casi nunca era la opción elegida. Sin embargo, la crisis del coronavirus las ha obligado a replantear sus condiciones de vuelo para dar confianza a los pasajeros y que reserven sus viajes para el verano sin miedo a que futuras restricciones los dejen sin volar y sin poder recuperar el dinero.

Iberia ha sido una de las primeras en poner en marcha esta iniciativa. La compañía permite que los billetes comprados hasta el 30 de junio se puedan cambiar (de fecha y/o destino) de aquí al 31 de diciembre, sea cual sea la tarifa elegida. Hasta ahora, la penalización por cualquiera de estos cambios en la tarifa básica era de unos 60 euros. «En estos momentos de incertidumbre nosotros queremos darle a la gente tranquilidad a la hora de comprar sus billetes», explican fuentes de la aerolínea española, que destacan que ese cambio sin coste se puede realizar hasta quince días antes del despegue: «A muchas personas que están deseando preparar sus vacaciones esto les ayuda a animarse».

Por ahora esta opción solo está disponible para los pasajes que se compren antes del 30 de junio, pero la empresa no descarta ampliar el plazo. Aunque entienden que a partir de esa fecha «ya habrá la suficiente claridad sobre apertura de fronteras y condiciones de viaje» para que se despeje la incertidumbre actual.

Ryanair, una de las aerolíneas low cost más rígidas en sus condiciones de viaje, también se ha unido a esta iniciativa. La compañía irlandesa eliminará las tasas de cambio de vuelo para todas las reservas de julio y agosto. Su objetivo también es «tranquilizar» a los clientes permitiéndoles cambiar sus vacaciones de verano «si sus planes varían». Se permitirá cambiar por cualquier otro vuelo hasta el 31 de diciembre, pero solo en las rutas ya reservadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las aerolíneas relajan los recargos y trabas al cambio de billetes para salvar la temporada