Trabajo inspecciona a 3.000 empresas en Galicia buscando fraude en los ERTE

Rastrea casi el 10 % de los expedientes tramitados, con el foco en las altas de trabajadores ficticios para cobrar el paro

La pandemia obligó a miles de negocios a echar el cierre y recurrir a ERTE para sus plantillas
La pandemia obligó a miles de negocios a echar el cierre y recurrir a ERTE para sus plantillas

madrid / la voz

Nadie duda de que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) han funcionado como un salvavidas para mantener a empresas y trabajadores con la cabeza fuera del agua en esta crisis y durante el tránsito hacia la reactivación económica. El Ministerio de Trabajo avisó desde el principio de que, aunque confiaba en que se hiciera buen uso de la herramienta, se aseguraría de ello, incluyendo sanciones. Las comprobaciones ya han comenzado. Según los datos facilitados por el ministerio, la inspección ha iniciado el rastreo de 26.000 empresas en todo el país, 3.020 de ellas en Galicia, para comprobar que no hay fraude en los ERTE, principalmente en los de fuerza mayor, que llevan aparejada la exención de las cuotas a la Seguridad Social para la empresa, además de beneficios para la plantilla afectada.

Investigan a 930 empresas por dar de alta a trabajadores ficticios Cabe recordar que al cierre de mayo, las solicitudes de ERTE en la comunidad frisaban las 36.500 (el 94,3 % por fuerza mayor, y solo el 5,7 % restante, 2.097, por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción), con más de 207.000 trabajadores afectados, a los que se suman otros 32.397 implicados en ajustes de ámbito estatal. Así, las inspecciones en marcha suponen revisar el 8,3 % de los expedientes tramitados.

Tanto los abogados especializados como los gestores administrativos confirman la «inusual intensidad» de las inspecciones de oficio en las últimas semanas. «Estamos recibiendo muchísimos requerimientos de información», explica Catarina Capeáns, socia de Vento Abogados y Asesores. «Además, son muchos los casos en los que el inspector va a la empresa para asegurarse de que el ajuste es real y que la plantilla no sigue trabajando pese a estar en ERTE», añade.

Lo mismo relata la gestora administrativa Ana Belén Muñiz: «Se están haciendo muchas inspecciones y son específicas sobre los ERTE covid-19, porque así consta en las notificaciones». De hecho, el Colegio de Gestores Administrativos de Galicia criticaba esta semana tal afán inspector cuando miles de afectados llevan tres meses esperando cobrar la prestación.

Varios frentes de comprobación

Hay varios frentes de comprobación, según detalló Trabajo. Así, de las 3.022 inspecciones en marcha, 2.039 se iniciaron a petición de la autoridad laboral competente para resolver las solicitudes de ERTE que, debido a la agilización de plazos y requisitos para el cobro de prestaciones, no se informaron por la inspección antes de tramitarlas. 834 corresponden a Pontevedra, 544 a A Coruña, 478 son de Lugo y 183 de Ourense. El grueso (1.594 casos) son ERTE de suspensión de contrato o reducción de jornada por fuerza mayor. Paralelamente, la Inspección de Trabajo ha cruzado datos para detectar la existencia de trabajadores dados de alta en la empresa con posterioridad a la declaración del estado de alarma y luego incluidos en los ERTE, es decir, contrataciones ficticias para la percepción fraudulenta del desempleo. Están en marcha 28 comprobaciones a empresas sobre las que la inspección había emitido informe previo a la tramitación del expediente y otras 902 en las que no se realizó a priori dicho informe.

Las sanciones por los fraudes pueden llegar a 187.515 euros, además de devolver las ayudas Igualmente se investigan 51 empresas más en las que se sospecha que la actividad continuó, pese al ERTE. Asimismo, mediante herramientas informáticas se han detectado 611 contratos temporales extinguidos por «fin de contrato» tras el 13 de marzo que, sin embargo, habían superado los períodos máximos de duración, de modo que deberían ser fijos: «Todas serán objeto de actuación inspectora para determinar la existencia de fraude».

El inicio de la desescalada permitió crear 187.800 empleos en mayo

Gabriel Lemos

En Galicia la Seguridad Social ganó casi 9.700 cotizantes

Tras dos meses de sangría del mercado laboral por el confinamiento, con cerca de 950.000 puestos de trabajo perdidos entre la última quincena de marzo y abril, el inicio de la desescalada en mayo marcó también el punto de inflexión para el empleo: la Seguridad Social ganó más de 187.800 cotizantes el mes pasado. La tendencia general del país se replica también en Galicia, donde se dieron de alta cerca de 9.700 afiliados en un mes.

El incremento de la afiliación en mayo, del 1 %, es el mayor desde el año 2015 y deja el total de cotizantes en 18.584.176. Un aumento medido a último día del mes y no en media mensual, como era habitual antes de la crisis del coronavirus. Si se toma esta referencia (que da una idea más estable del comportamiento del mercado de trabajo a lo largo del mes, suavizando el efecto de los vaivenes que se producen habitualmente en el primer día y el último por la firma y cese de miles de contratos temporales), el aumento de la afiliación fue de 97.462 ocupados con respecto a la media de abril (un alza del 0,53 %).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Trabajo inspecciona a 3.000 empresas en Galicia buscando fraude en los ERTE