La bolsa sube casi un 11 % en su mejor semana desde el 2008

El selectivo español sumó un 4 % este viernes, tras conocerse que el paro americano cayó en mayo contra todo pronóstico


El Ibex 35 está en racha. No solo porque ha cerrado la semana con una subida del 10,9 %, lo que la ha convertido en la mejor para él desde el 2008. También porque en las últimas tres, en concreto desde el 19 de mayo -período de trece sesiones, once de las cuales de subidas-, el índice ha saltado desde los 6.600 hasta los 7.872,6 puntos, lo que supone una revalorización de casi el 20 %.

Además, desde los mínimos que marcó el 16 de marzo en los 6.100 puntos rebota ya cerca de un 30 %. Aunque, para ver la foto completa, el balance total de este 2020, hay que tener en cuenta que el indicador doméstico comenzaba el año por encima de los 9.600 puntos y que el 19 de febrero se movía sobre los 10.000 enteros, lo que significa que tiene pendiente aún una subida del 28 % para borrar el efecto del coronavirus.

Los analistas, por eso, ven justificado el monumental avance desde mínimos que acumula el parqué español. Joaquín Robles, de XTB, explica que los mercados se han apoyado en los síntomas que apuntan al progresivo control de la crisis sanitaria. Para Yves Bonzon, de Julius Baer, ha sido clave la favorable evolución de las cifras de contagio del virus en las economías que van abriéndose tras el confinamiento: hace pensar en que la progresiva vuelta a la actividad tendrá continuidad. Pedro del Pozo, de la Mutualidad de la Abogacía, añade que han contado con el impulso de la mejora del sentimiento que reflejan las encuestas de confianza: indican que la recuperación económica va más rápida de lo previsto.

Impulso del paro americano

El informe de empleo de EE.UU. ratificó con datos ciertos la mejora del sentimiento inversor: en lugar del aumento en la tasa de paro que se esperaba, esta cayó del 14,7 % de abril hasta el 13,3 % de mayo con la recuperación de 2,5 millones de empleos de los 20 millones destruidos el mes previo. Los analistas anticipaban la destrucción de otros 7,5 millones de puestos de trabajo. Esta última fue la clave de que el Ibex 35 pusiera este viernes el broche de oro a la semana con su subida del 4 % y con el protagonismo de los bancos, sobre todo de Sabadell (12,06 %) y Santander (11,35 %), seguidos de BBVA (9,81 %) o Bankinter (7,96 %).

Ampliando el foco temporal y centrando el geográfico en España, para el Ibex 35 ha sido esencial que se haya despejado en gran medida la temporada para el turismo -pesa más del 10 % en el PIB-, con la próxima apertura del país a los visitantes extranjeros, lo que disparó a valores como IAG, Meliá, Amadeus o AENA. Ayer el primero se disparó un 14,88 %.

A ello hay que añadir, según Del Pozo, que se ha intensificado el andamiaje institucional en apoyo de las economías. En primer lugar, con la propuesta de la Comisión Europea de un fondo de reconstrucción dotado de 750.000 millones y a disposición de los Estados, sobre todo en forma de transferencias. En segundo lugar, con el aumento del bazuca del Banco Central Europeo: el jueves, su presidenta, Christine Lagarde, anunció que a los 750.000 millones iniciales con que estaba dotado el programa contra la pandemia se sumarán otros 600.000.

La prima de riesgo y el euro

Con ello, la prima de riesgo de España se ha estrechado hasta situarse levemente por encima de los 80 puntos, con lo que regresa -al igual que el Ibex-, a los niveles previos a la declaración del estado de alarma, a mediados de marzo. A finales de abril, el diferencial de rentabilidad entre el bono español a diez años y su comparable alemán llegó a marcar los 155 puntos básicos. Además de apoyar a la deuda, Lagarde y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, han favorecido el rally del euro más prolongado desde el 2004, que lo ha llevado a cambiarse hasta por 1,138 dólares, lo que supone un rebote del 7 % desde que estalló el covid-19. Si bien al final de la jornada de ayer, con el buen dato de paro en EE.UU., la divisa comunitaria se replegó un poco en favor del dólar.

Los expertos, pese a ver justificación en las subidas de las bolsas, aconsejan calma. Por lo pronto, afirman que las acciones, pese a estar lejos de máximos, no están baratas. Además, advierten de riesgos que siguen sobre la mesa, como el conflicto entre EE UU y China, las protestas en las ciudades norteamericanas por la justicia racial o las elecciones presidenciales de noviembre. Anna Stupnytska, de Fidelity, añade que ni siquiera está claro cómo vaya a evolucionar el virus, si el daño económico es temporal o permanente, y si la intervención de las autoridades será de verdad eficaz. Aún hay muchas incógnitas. Así, si bien los analistas no descartan que el Ibex 35 pueda irse a los 8.500 puntos si rebasa la resistencia de los 7.900, anticipan volatilidad, dientes de sierra o una consolidación de niveles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La bolsa sube casi un 11 % en su mejor semana desde el 2008